miércoles, 27 de junio de 2012

VICTOR HUGO D’PAOLA.


DIDALCO Y UZCÁTEGUI.

VICTOR HUGO D’PAOLA.

Una maniobra burdamente electorera y hasta grotesca, mediante decisión de la Sala Electoral –especialista en maniobras de este tipo- del Tribunal Supremo de Justicia, le quitó a los partidos políticos Podemos y PPT la posibilidad de tener a Capriles Radontzki como candidato presidencial. En las últimas elecciones para elegir diputados, Podemos obtuvo 440.000 votos, el PPT logró una votación cercana a los 400.000 votos. Quitarle esos votos al candidato de la Unidad Popular y dárselos a Chávez fue la maniobra de la Sala Electoral. Los beneficiados en el asunto, además de Chávez, fueron Didalco Bolívar y Rafael Uzcátegui.

Conozco a Didalco Bolívar y a Rafael Uzcátegui desde hace muchos años. Ambos son bastante distintos. Rafael Uzcátegui, “Curruncho”, llegó a la Juventud Comunista de Catia cuando apenas tenía 13 años. No era lo que los comunistas llaman un “pionero”, era un luchador político y así lo fue toda su vida. Tengo entendido que tiene un libro “50 años de lucha” y efectivamente, con sus errores que todos cometimos aunque algunos rectificamos antes, siempre fue un activista de la izquierda radical. Abandonó la Juventud Comunista y se fue con Douglas Bravo convencido del camino armado como la línea justa. Ahí estuvo años, clandestino, perseguido, prisionero y fugitivo hasta que acompañó a Rodríguez Araque en una escisión del douglismo, una ruptura en Ruptura. Creo que se llamaron “Tercer Camino”, de ahí decidieron bajo la dirección de Alí Rodríguez Araque incorporarse a la Causa R, el partido de Alfredo Maneiro. Ya desaparecido Alfredo, la Causa R se divide y bajo la dirección de Pablo Medina fundan el PPT. Uzcátegui está con ellos. Viene su militancia en el PPT  donde llega a ser Secretario Nacional de Organización. Hasta ahí, su vida que sepamos, ha sido la modestia militante, la honradez política.

 Didalco Bolívar siempre fue un tramposo, acostumbrado a los privilegios del poder, a estar donde se toman decisiones sobre gente y recursos, sobre todo recursos. Carlos Tablante fue el primer gobernador que tuvo el MAS en Aragua; no hubo sino dos en muchos años, Didalco Bolívar fue el otro. Tablante lo designó Secretario General de Gobierno, desde ese entonces no dejó de estar siempre en el poder que ejercía con mucha arbitrariedad. Así fue Gobernador de Aragua, dueño y señor del MAS aragüeño y de todo lo que esto implicaba. En este partido en Aragua se fundó un grupo de unas pocas personas, no más de seis, que si bien inicialmente ayudaron al desarrollo de un partido y su política, terminaron unos años después por crearle considerables daños a la organización. Didalco rompió con Tablante para llegar a ser el primero de ellos, con mano de hierro y dinero en mano gobernó al partido, se asoció en lo político y en lo económico con empresarios inescrupulosos del estado. Este grupo –grupete, les decía Moleiro- decidió acompañar a Puchi y Mujica en la decisión oportunista de apoyar la primera candidatura de Chávez, que hizo que Pompeyo, Teodoro y 138 delegados a la Convención Nacional marcaran distancia del partido que habían fundado.

El MAS estuvo en el gobierno, Puchi fue ministro y ocuparon otros cargos importantes. Más tarde, ante el rumbo que tomaba el gobierno, el MAS decide separarse de él. La decisión no fue compartida por todos; los dos gobernadores –Didalco Bolívar de Aragua y Ramón Martínez de Sucre- junto con varios dirigentes, entre ellos Ismael García, deciden quedarse con Chávez y fundan Podemos que nace con masistas que respaldan al gobierno. Tiempo después, el propio Podemos decide irse del gobierno, es cuando empiezan los  ataques chavistas contra ellos. Acusan a Didalco y a Ramón Martínez de hechos de corrupción, estos abandonan el país. Sin embargo, Chávez necesita a Podemos, como una franquicia más para su fallido “Polo Patriótico”, así negocian con Didalco y se lo traen, liberándolo de las anteriores acusaciones. Con toda la sinverguenzura que lo caracteriza Didalco Bolívar se presta a la maniobra del  Tribunal Supremo       de Justicia, quitarle el partido a Ismael  García para ponerlo al servicio de la  candidatura de Chávez.


El PPT decide, luego de la incorporación a sus filas del Gobernador de Lara Henry Falcón, respaldara Henrique Capriles. El gobierno se buscó un tipo y lo puso a dirigir un tal PPT-Maneiro. Quienes conocimos a Alfredo Maneiro sabemos que jamás hubiera acompañado tal vagabundería y aun más, no estuviera con Chávez. La maniobra por burda no resultó, entonces se buscaron a otro y consiguieron a Uzcátegui, quien por ultraizquierdista tenía resistencias al apoyo a Capriles. La Sala Electoral, en ponencia de la magistrada Janet Madriz, chavista connotada, decide darle el partido PPT a Uzcátegui. Éste ha declarado no apoyar a Capriles por “derechista” y no tener candidato todavía. Todos sabemos que en la práctica es un apoyo a Hugo Chávez. Es una pena que Rafael Uzcátegui empañe una trayectoria limpia en la extrema izquierda, acompañando a Didalco Bolívar en una asqueante decisión de poder, ventajista y mercenaria que les quita a dos partidos sus legítimos dirigentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada