lunes, 12 de noviembre de 2012

Editorial Analítica.com



Protesta y Vota

Lunes, 12 de noviembre de 2012

Las gobernaciones y las alcaldías son el dique de contención para la intención de establecer un gobierno totalitario de corte comunista, por eso ningún venezolano amante de la libertad y de la democracia debe dejar de participar y votar en las elecciones del 16 de diciembre

Esa es la consigna de los ciudadanos que no quieren perder su derecho a participar en los procesos de legitimación democrática pero desean hacerlo en condiciones de igualdad, sin las injerencias y abusos cometidos por los principales órganos del Estado venezolano.

La vocación de la inmensa mayoría de los venezolanos es democrática, pero es importante aclarar que no se trata de una democracia servil, sino de una democracia deliberativa y verdaderamente participativa en la que se tomen en cuenta todas las opiniones de los diversos sectores de la sociedad venezolana.

Los venezolanos no queremos vivir al margen de la constitución y de las leyes, ni tampoco bajo un régimen que pretende imponer solapadamente lo que fue rechazado en el referéndum para modificar la Constitución . Esta sólo puede ser modificada en su esencia por una asamblea constituyente convocada bajo las condiciones establecidas en la constitución vigente y aprobada en elecciones libres por la mayoría de los venezolanos.

No debemos, ni podemos quedarnos callados ante la posibilidad que se establezca un proceso constituyente al margen de lo previsto en nuestra Carta Magna. Pero el hecho que rechacemos vigorosamente esa posibilidad no debe desviarnos del objetivo primordial que es lograr en diciembre no sólo preservar las actuales gobernaciones que están dirigidas por la unidad democrática sino ganar terreno en otras que han sufrido los desmanes de la ineficiencia y corrupción del actual régimen político.

Las gobernaciones y las alcaldías son el dique de contención para la intención de establecer un gobierno totalitario de corte comunista, por eso ningún venezolano amante de la libertad y de la democracia debe dejar de participar y votar en las elecciones del 16 de diciembre. Lo que está en juego es la República, no la perdamos por negligencia o indiferencia. Protestemos sí, pero votemos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada