martes, 29 de julio de 2014

Con los Alcaldes..Leonardo A Montilla

Escritos y opiniones
Con los Alcaldes de la Democracia
                                     Leonardo A Montilla
Parte del proceso de cambio social que vivimos los venezolanos pasa por ir recuperando para las mayorías oprimidas y cansadas del discursos de odio y revanchismo, los espacios que el poder público establece en el marco constitucional. El encuentro entre venezolanos, cuyo fin común es el bienestar sustentable y la mejoría en la calidad de vida, seriamente golpeada por este régimen de equivocaciones, es la brújula diaria que orienta el accionar de las distintas expresiones democráticas que enfrentan el estilo autocrático militarista que la cúpula centralista circunstancialmente pretende imponerle al país.
Las últimas elecciones municipales realizadas en el marco de la adversidad para las fuerzas distintas al gobierno, arrojaron triunfos positivos y de gran lectura política para la nación. En Trujillo los triunfos de José Karkom, Marcos Montilla, Luis Rojas y Asciclo Viloria representaron y representan ese sentimiento de cambio que recorre el país entero. Hecho electoral, por supuesto, que la autocracia militarista no perdona, pero que ante la fuerza de esos triunfos y del inmenso apoyo popular que se manifestó a nuestros líderes, el régimen bajo la cabeza y reconoció la decisión  de la gente. No hay autócratas que resistan la voluntad de cambio de los pueblos, la historia está llena de ejemplos.
El ejercicio de gestión de nuestros Alcaldes no ha resultado fácil, los tentáculos del centralismo y la visión antidemocrática del comunismo trasnochado, pasado de moda que los jerarcas del régimen han implementado contra el municipio como figura político territorial de la descentralización, ha sido cruel, irresponsable y mal intencionado con el futuro del país, amén de ser uno de los principales obstáculos que sufren nuestros corregidores, por todas las implicaciones que tiene en la relación con el poder central, ministros e institutos nacionales.
 Sin embargo estos dirigentes trujillanos, conectados y consustanciados con su gente respectivamente, convencidos que hay que despolarizar nuestros municipios y la república, no se han amilanado, y es así como están desarrollando sus gobiernos municipales con coraje, valor y toda la dedicación humana posible, corrigiendo fallas en el camino y logrando día a día levantar unas gestiones que se identifican plenamente con elevar la calidad de vida de sus ciudadanos. José Karkom realiza una ardua labor en una ciudad absolutamente destruida por la nefasta gestión pasada, trabajando sin descanso con los concejales demócratas, diligenciando proyectos y atendiendo los valeranos, igualmente Luis Rojas y Asciclo Viloria en sus municipios, quienes recibieron los gobiernos locales de actuaciones vergonzosas de los alcaldes chavistas que estuvieron  siempre de espaldas a sus comunidades. Hoy día Luis Rojas encabeza una cruzada casi heroica por el rescate de la tierra de santos y sabios, con apoyo popular y con mucha valentía. Marcos Montilla consolida un municipio modelo, con serias dificultades presupuestarias pero adelantando cantidad de programas sociales, de infraestructura, deportivos y culturales, con un equipo de trabajo que esta las 24 horas resolviendo y atendiendo los problemas locales.  Estas gestiones conquistadas a pulso popular son el mejor instrumento para seguir avanzando como alternativa para los trujillanos.
Un Nuevo Tiempo, con el aval seguramente de algunas otras organizaciones de la MUD, emitió esta semana a través del Dip. Enrique Catalán, una opinión acerca de nuestros alcaldes democráticos. Una declaración donde cuan tribunal inquisidor cuestiona de manera descortés nuestros líderes municipales. Pudiera decir como comente en días pasados sobre el asunto este de la constituyente, otro error de esos que llaman histórico, cometen mi apreciado amigo, médico y diputado conjuntamente con UNT.
La MUD y sus integrantes no son  los dueños de los procesos de cambio que vive el país, tampoco son los únicos que se oponen a la autocracia militar cívico que nos gobierna y mucho menos son los patrones de las luchas sociales, de sus opiniones o de las conquistas que hasta ahora se han logrado. Existen una diversificación propia de la naturaleza que existe en los procesos de cambio, que siempre, llegado el momento, consiguen sus puntos de encuentros estratégicos para fortalecer el avance; por tal motivo eso de hacer gárgaras con el cuento de la unidad para descalificar compañeros de lucha no convence a nadie. La unidad es la unidad popular, es el esfuerzo por conseguir más afectos, es trabajar con la gente, es vencer la polarización,  es la voluntad por consolidar las nuevas mayorías que derrote este aberrante régimen chavero-madurista para usar un término inelegante. UNT viene cometiendo errores, no ahorita, tienen tiempo en eso. Lo que mi amigo y mejor medico Enrique Catalán  puede hacer para ayudar a las alianzas estratégicas en función de la unidad popular, es colocarse al frente, como parlamentario que es, de una cruzada trujillana para conseguir los recursos de nuestros municipios que son negados por el centralismo gubernamental, recursos que son de la gente de Carvajal, de Valera, de Rafael Rangel y de Miranda, y de todos los municipios de la región, para eso es diputado del Estado, recordemos y UNT debería hacerlo, que Enrique es el único parlamentario nacional, los otros, los rojos, los llamados importados, pues, nunca más aparecieron. Yo estoy con mis Alcaldes, orgulloso de ellos.

@LeoMontilla

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada