miércoles, 27 de agosto de 2014

Asi opinamos sobre este tema:


Escritos y Opiniones

El Extremismo y la Unidad

                                                       Leonardo A Montilla
El extremismo en los sectores democráticos está anidando un grueso servicio al régimen, viejos esquemas de radicalismos que regularmente pretenden hacerse eco del sentir popular se manifiestan en diferentes formas, discursos y análisis. El barrer todo y empezar de cero se utiliza como excusa para imponer esquemas y liderazgos. Capriles ha dicho “No es más valiente quien tranca una calle", el valor en los procesos de cambio está en fomentar el encuentro, construyendo una mayoría que derrote los tinglados que en el caso venezolano todos conocemos. Es pues una imperiosa necesidad no contribuir a la polarización, no facilitarle al gobierno pendenciero la probabilidad de la confrontación sin razón, la cual no es decir, ni significa que no exista protesta, que no se reclame en la calle constitución en mano, los derechos consagrados en esta y que han sido vilipendiados y execrados por quienes hoy mal gobiernan la república.
Es todo lo contrario, es darle a la protesta y a la irreverencia que se levanta contra el fantasma militarista, todo el contenido mayoritario, organizativo y político que a bien merece y necesita. Es decir a la luz de lo que se dice, se comenta o se expresa en los distintos espacios de participación democrática, una de las fortalezas que pudiéramos valorar en los avances de las fuerzas del cambio en todos estos años de lucha cívica,  es el encuentro y el abrazo con sectores populares, anteriormente propiedad casi exclusiva del régimen,  los cuales  impulsados por la grave crisis económica, salen a la calle, no solo a la búsqueda de los productos de uso y consumo diarios, desaparecidos por la escases agónica actual, salen igualmente buscando un mensaje que sin trasgredir su naturaleza y sus afectos, les dé una oportunidad de convencerse que si es posible salir en paz, en democracia y constitucionalmente de esta maléfica espiral en que el gobierno del triunvirato Cabello, Ramírez y  Maduro han metido al país. (Históricamente los Triunviratos solo han servido para autodestruirse)
El sentimiento transformador que existe en Venezuela es amplio, distintos sectores de la vida pública, organizaciones populares, partidos políticos, instituciones como la Iglesia, las Universidades han propuesto la despolarización de la vida pública como instrumento para hacer realidad los cambios que queremos la mayoría. La oposición Venezolana, ha avanzado cuando hace de la protesta el encuentro entre todos los que sentimos la imperiosa necesidad de derrotar al gobierno. Así hemos ido construyendo camino. Las elecciones parlamentarias son el próximo escenario para continuar abriendo ese espacio, la unión de todos es más importante que la unidad fraccionada. Se impone la unidad popular por encima de los extremismos…”La libertad es el derecho que tienen las personas de actuar libremente, pensar y hablar sin hipocresía.” Martí
@LeoMontilla



No hay comentarios:

Publicar un comentario