domingo, 14 de septiembre de 2014

Via elecciones parlamentarias 2015

Escritos y Opiniones
 CAMBIO Y DEMOCRACIA DE CIUDADANOS
                                 Leonardo Montilla
 Democracia es según los clásicos el poder del pueblo, para el pueblo, otorgado por el pueblo. A la luz de las nuevas tendencias del pensamiento y del desarrollo humano, es imperioso reflexionar en función de innovar un concepto de democracia cuyo contenido sea definitivamente darle mayor felicidad y posibilidades de satisfacción y participación real al centro de toda acción política que no es otro que el ser humano y su hábitat social, político y económico.
Es  intención, para los demócratas, que el pluralismo latinoamericano, el cual ha pasado a lo largo de la historia política local por diferentes etapas, hoy día se plantee el serio propósito de pasar de ser de una democracia de individuos a una democracia de ciudadanos.
Desde esa perspectiva y tomando el informe del PNUD 2010 referencialmente, “Democracia es una forma de organización del poder que implica la existencia y buen funcionamiento del Estado; tiene en el régimen electoral un elemento fundamental, pero no se reduce a las elecciones; implica el ejercicio de una ciudadanía integral, absoluta que sea protagonista de sus propias decisiones”. La Democracia es una experiencia histórica particular en la región, que debe ser entendida y valorada en su especificad, tomando en cuenta la realidad y la dinámica política local de cada país.
Sin pretender hacer un análisis histórico acerca del tema en la región, podemos decir que el punto fundamental en los tiempos actuales nos lleva a considerar la democracia como escenario de búsqueda de un nuevo modelo de ciudadanía, aquella ciudadanía que permita traspasar la barrera de lo formal, para darle a esta misma ciudadanía el papel fundamental de erigirse como dueña de su propio destino, sobre bases plurales, solidarias de subsidiaridad y reciprocidad. Hacer de la participación protagónica un hecho verdaderamente colectivo y no un simple modismo de simbologías publicitarias como se hace actualmente, donde algunos vivos con tendencias autoritarias aparecen de la nada. Hacer de las instituciones y del poder político realidades activas e independientes entre sí.
Ahora, esto solo es posible en un sistema donde se respeten las distintas formas del pensamiento universal, partiendo por supuesto de la iniciativa de las comunidades, de los actores políticos,  que reproduzcan y consoliden una organización popular y social que permita el avance, sin menoscabo de la relación entre lo político, lo institucional y el Estado, pero con el principio de independencia y solidez que solo la visión plural de la vida institucional consigue. Es importante entonces que exista un gobierno que respete el pluralismo
Venezuela se plantea tiempos de cambio, el actual régimen militar-cívico, de características autocráticas hace agua, el intento de imponer un sistema político distinto a la naturaleza democrática del venezolano choca contra la propia incapacidad de una elite gubernamental que solo hace negocios y no da bienestar a la población. La despolarización, el encuentro entre compatriotas que hoy sufrimos la inoperancia oficialista es oxígeno para la democracia, es robustecer la lucha social, es buscar el camino al cambio, es darle al ciudadano poder verdadero. El rescate del poder legislativo el año que viene tiene que ver con lo planteado.
@LeoMontilla





No hay comentarios:

Publicar un comentario