jueves, 22 de enero de 2015

Dice Leonardo Montilla (opiniones)



Escritos y Opiniones
UNA POLITICA PARA LAS MAYORIAS
                                           Leonardo Montilla
La actual historia política venezolana ha transcurrido en los últimos 15 años en un constaste enfrentamiento, el cual ha producido niveles de polarización  nunca vistos en la sociedad venezolana. Polarización política que solo ha beneficiado en la disputa por obtener el sentimiento de las mayorías, al gobierno nacional y sus expresiones partidistas, que al final de cuentas son quien más lo promociona y lo reproduce. La polarización oficialista ha encontrado en sectores opositores respuestas en los mismos términos, obviando la inminente necesidad de encuentros para que las necesidades reales de la población tengan una opción válida de solución. No es casual que ante el discurso incendiario, amenazante y descalificador de un personero oficialista como Cabello, se manifieste la respuesta radical, extremista de algunos activistas radicales de oposición, en ambas situaciones el beneficiado es el régimen.
El país transcurre la vida en ese terreno, carente de expectativas, con un gobierno extremadamente malo, con una visión sectaria de la vida nacional, conducido por una elite militar cívico cuya razón de ser es cualquier cosa menos gobernar para el bienestar ciudadano; del otro lado, se presentan algunas fuerzas de oposición que no han comprendido la urgencia de unir al pueblo por encima de las diferencias partidistas en función de consolidar orgánicamente una nueva mayoría que adelante y avance en los necesarios procesos de cambio que la republica amerita con urgencia.
Es decir al comportamiento polarizante oficialista se enfrenta la respuesta polarizadora opositora, ninguna de las dos contribuye desde esa perspectiva al encuentro del gran país, que agobiado por la enorme crisis económica y social exige una alternativa verdaderamente unitaria que coloque el encuentro de los venezolanos sin menoscabo de su forma de ser, pensar o actuar, como punto de inicio para salir de esta espiral de tormentosas angustias y necesidades.
Al igual que diferentes grupos de presión que activan en distintos campos del accionar político y comunitario, el MAS plantea el encuentro entre todos aquellos factores y expresiones democráticas ubicados en todos los ámbitos locales, como estrategia para romper la polarización y colocar la unión del gran país que reclama un cambio de rumbo en la forma de conducción del Estado y el gobierno. Es imposible provocar la transformación de Venezuela si no unimos a todos los que desde su óptica, sean chavistas, demócratas, católicos o evangélicos, impulsen una idea distinta de convivencia ciudadana.
La actual coyuntura, caracterizada por la peor situación en todos los ámbitos existenciales  que los venezolanos recordemos, nos obliga a debatir, a pluralizar el país,  es imperativo el rescate de la Asamblea Nacional, solo la unión, una verdadera unidad popular es garantía de hacer valer la constitución, redimensionar en la conciencia popular el voto como instrumento de cambio y elaborar una política incluyente que empodere los ciudadanos para producir las transformaciones que se ameritan... La unidad de nuestros pueblos no es simple quimera de los hombres, sino inexorable decreto del destino”. Simón Bolívar
@LeoMontilla








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada