domingo, 15 de marzo de 2015

Hay que ganar la AN para el bienestar de todos

Escritos y Opiniones
EL OBJETIVO SUPREMO
                                    Leonardo Montilla
Antonio Pérez Esclarin, escribió esta semana un llamado de atención publicado en la revista SIC, sobre la importancia y las razones, que desde su perspectiva de militante de la educación popular ve para la recuperación de la Democracia en Venezuela.
Decía EL Prof Esclarin entre otras cosas, “La democracia implica elecciones justas, en igualdad de condiciones, y respeto total a los resultados. Pero la democracia va mucho más allá pues es una forma de organización y de vida fundamentada en el respeto, la honestidad y la igualdad. La genuina democracia debe garantizar los derechos fundamentales de todos, empezando por el derecho a la vida y una vida libre y digna; implica igualdad de opciones y de oportunidades en seguridad, alimentación, educación, vivienda, salud, capacidad de pensar y expresarse  por sí mismo sin miedo. Cuando en una sociedad la gente tiene miedo y no se atreve a  expresar lo que piensa, se destruye la convivencia pacífica y la democracia”.
El objetivo supremo del país debe ser por consiguiente y de acuerdo a los hechos que en la actualidad nos muestran la peor crisis en todos los ámbitos que la republica recuerde, el rescate de la democracia, de sus instituciones que llevan implícito la recuperación del bienestar y de mejores condiciones de vida para todos los ciudadanos estén donde estén a lo largo del territorio nacional.
 Esta idea nos coloca en el  imperativo de  recuperar la Asamblea Nacional para el encuentro de los venezolanos; la corrupción, la exclusión, el militarismo, la violación a la norma constitucional no pueden seguir siendo los emblemas del poder legislativo venezolano;  sus competencias, prestancia e importancia en materia de legislación para la vida pública deben  recuperarse  en función del bienestar de la ciudadanía. El voto como instrumento de cambio, como elemento de participación es fundamental en estos momentos en que un gobierno como el actual sin apoyo popular estructura toda una cultura de la represión, tal como corresponde a los proyectos políticos fracasados y derrotados. La lucha por la libertad de los presos políticos, por el respeto a la disidencia, por mejores condiciones de vida social y económica, debe tener un poder legislativo acorde con estas y otras necesidades extremas de la población.
La próxima Asamblea Nacional, es fundamental para la vida republicana, sana y con futuro; en este sentido los candidatos que desde los factores democráticos contrarios al autoritarismo del psuv, estén o no en la MUD aspiren a ser parte de ella, deben ser probados y consecuentes luchadores democráticos; ya basta de los Ricardos Sánchez o Williams Ojeda; nada de gatopardos oportunistas, los ciudadanos no queremos el discursito manipulador del “caras nuevas”, la experiencia en la lucha social es determinante. La responsabilidad histórica del próximo poder legislativo no admite improvisados; la experiencia y el compromiso con la lucha social y con el país se colocan por delante. Esta es la tarea, objetivo ganar y conquistar espacios para abrirle camino a los cambios que el país reclama.
@LeoMontilla





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada