jueves, 28 de mayo de 2015

Una Vision de Pais

Escritos y Opiniones
UNIDAD, UNA VISION DE PAIS
                            Leonardo Montilla

El país avanza hacia la total decadencia, el concepto de bienestar entendiendo este como la solución a las necesidades básicas que toda sociedad debe generar para sus ciudadanos ha desaparecido. 
La desesperante escases, así como el cumulo de problemas sociales que tenemos como país esta convirtiendo la patria en un volcán de angustias, sufrimientos y violencia. La solidaridad y la cordialidad, característica general de la venezolanidad ha dado paso a un ser social de una profunda carga egoísta y de comportamiento en la sobrevivencia.
La elite militar cívico que en mala hora gobierna Venezuela no tiene respuestas, viven en su mundo de algarabía seudo revolucionaria, utilizando la simbología  de la izquierda borbónica para justificar su estrepitoso fracaso como gestión gubernamental en todos los ámbitos y escenarios. No hay un rincón de la patria que no sufra el deterioro producido por una elite de incalculable incapacidad en su ejercicio de gobierno. El bienestar de los venezolanos se esfumo bajo el discurso del socialismo enfermo de corrupción.
En este sentido las fuerzas democráticas Venezolanas, llámense como se llamen, deben buscar puntos de encuentros que coloquen una visión compartida de país por encima de los intereses inmediatos que como expresión de grupo o sector pudiesen representar. Una visión de país para proponer la despolarización como un elemento más que derrote constitucionalmente a quienes pretenden eternizarse en el poder nacional inventando un sistema que vulnera las libertades, la justicia social y la forma de ser de la venezolanidad. Las organizaciones políticas populares, estén donde estén ubicadas, así como los demás componentes de la sociedad democrática venezolana, deben hacer esfuerzos por romper la división. El encuentro entre  todos ciudadanos y su participación cada vez más activa en los procesos de cambio es un importante elemento que tiene y debe entender el voto como instrumento democrático y constitucional para darle a Venezuela la posibilidad de salir en paz de esta dantesca crisis política, económica, social y moral que es el resultado de dieciséis años de equivocaciones, agresiones y errores. Ya no hay tiempo para equivocaciones, ensayos o cálculos; la vieja dicotomía politológica que colocaba al partido por delante del ciudadano, fue superada por las nuevas tendencias del pensamiento mundial y por el empoderamiento social del colectivo humano. La unidad es la unión de todos; la mejor opción es la legitimidad del resultado de las elecciones primarias realizadas a comienzo de mes, ahí se reúne un deseo y un compromiso de cambio. Ganemos en Unión y Unidad las próximas elecciones al parlamento nacional, recatemos el poder legislativo nacional para colocarlo al servicio del bienestar de todos. En Trujillo no hay espacios para inventos ni resentimientos. …”Algún día en cualquier parte, en cualquier lugar indefectiblemente te encontrarás a ti mismo, y ésa, sólo ésa, puede ser la más feliz o la más amarga de tus horas,” Neruda



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada