jueves, 8 de octubre de 2015

UVM 18 AÑOS

Las jornadas de desarrollo UVM y nuestra casa común

Por: Leonardo Montilla
Este 16 de octubre, y en el marco de un nuevo aniversario de la Universidad Valle del Momboy, se celebrarán las Jornadas de Desarrollo Humano Sustentable, evento que a lo largo de la historia universitaria ha contribuido con el avance y el conocimiento de las ideas que se han propuesto superar las limitaciones que los seres humanos hemos padecido en los últimos tiempos, siempre desde una perspectiva que coloca lo local como eje fundamental del encuentro civilizado y plural.
En estos días, cuando acontecimientos importantes para la humanidad han aparecido como ejemplo de los cambios que la contemporaneidad exige –la visita del papa Francisco a Cuba y EEUU, los nuevos objetivos globales, una nueva agenda mundial– la Universidad Valle del Momboy, expresión del Trujillo que todos queremos, coloca como tema principal de estas Jornadas la primera Encíclica de Francisco como representante de la Iglesia en el mundo, y que lleva por nombre Laudato Si (Alabado Seas), cuyos principales protagonistas en este evento serán la comunidad estudiantil universitaria.
La sustentabilidad como una dimensión del Desarrollo Humano es, en el mundo moderno, uno de los principales elementos en la búsqueda del bienestar colectivo; su pérdida es el deterioro de la vida civilizada. Las limitaciones económicas, producto de equivocados modelos políticos, consustanciados con visiones hegemónicas de la vida pública, así como la  opción que coloca al mercado como única razón de ser del desarrollo, han contribuido a aumentar las desigualdades sociales y, por ende, perjudica el medio ambiente, que sufre su permanente descuido.
 El papa Francisco, en su empeño en darle a la Iglesia un papel de absoluta reivindicación humana y espiritual, ha dado a conocer en mayo pasado su primera encíclica completa que, como corresponde, es un documento de alcance mundial, y donde llama a tomar conciencia sobre el cambio climático, la degradación ambiental y la extrema pobreza que crece con el actual sistema económico. Habló el sumo pontífice de una urgente "conversión ecológica".
Conocida también como "Encíclica Verde" por estar dedicada al ambiente y al cuido de nuestra casa común, se llama Laudato si (Alabado seas) por ser la frase inicial del Cántico de las Criaturas de San Francisco de Asís, santo vinculado a la paz, la pobreza y la protección de la Creación.
El santo Padre Describe en un párrafo de su encíclica el objetivo fundamental de esta propuesta que busca la igualdad y el bienestar de la Humanidad: El desafío urgente de proteger nuestra casa común incluye la preocupación de unir a toda la familia humana en la búsqueda de un desarrollo sostenible e integral, pues sabemos que las cosas pueden cambiar. El Creador no nos abandona, nunca hizo marcha atrás en su proyecto de amor, no se arrepiente de habernos creado. La humanidad aún posee la capacidad de colaborar para construir nuestra casa común. Deseo reconocer, alentar y dar las gracias a todos los que, en los más variados sectores de la actividad humana, están trabajando para garantizar la protección de la casa que compartimos. Merecen una gratitud especial quienes luchan con vigor para resolver las consecuencias dramáticas de la degradación ambiental en las vidas de los más pobres del mundo. Los jóvenes nos reclaman un cambio. Ellos se preguntan cómo es posible que se pretenda construir un futuro mejor sin pensar en la crisis del ambiente y en los sufrimientos de los excluidos (Enciclicapag 13). Este será el tema de las Jornadas de Desarrollo Humano que la Universidad Valle del Momboy realizará el próximo viernes 16 de Octubre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario