jueves, 29 de enero de 2015

Articulo de Leonardo Montilla


Escritos y Opiniones
POLARIZACIÓN VS DESPOLARIZACIÓN
                                                                 Leonardo Montilla
La Sociedad venezolana se encuentra colocada en una espirar de decadencia colectiva. La confrontación y esa especie de diáspora social que se promociono a través del discurso y la simbología oficialista desde hace 15 años hasta la fecha, ha invertido los procesos de desarrollo civilizatorio que un país como el nuestro, con gran cantidad de fortalezas naturales y humanas siempre ha tenido a lo largo de la historia.
El acto político como manifestación del quehacer humano fue concebido por la jerarquía oficialista vigente, eso que el pueblo llama la cúpula militar cívico, como un acto de hemonia, de usurpación y división. La permanencia en el poder de quienes nos gobiernan fue fundamentalmente entendida desde los parámetros de la exclusión y la confrontación absoluta en todos los ámbitos de la vida pública nacional; generando un total  estado de polarización política, donde la probabilidad de encuentros estratégicos para el bienestar ciudadano  y la superación de disimiles angustias que padecemos en Venezuela es casi imposible de imaginar.
Son muchas las aproximaciones que desde las distintas perspectivas existentes en el pensamiento nacional intentan comprender, explicar, evitar o justificar las acciones, grados, espacios en que se expresa la presencia efectiva que caracteriza el actual proceso de polarización, que a la par de convocar la adhesión, la confianza, la identificación con tal o cual grupo, llama a despreciar, desconfiar  y odiar al grupo contrario considerado enemigo.
Desde la instalación en el poder en 1998 de Hugo Chávez la cultura de la polarización política se hizo un extremo; todos los escenarios de disputa democrática fueron considerados como una manifestación en la lucha por la hegemonía de todos los estratos de la nación. Es ahí donde se produce la perdida de sentido común por disposiciones rígidas e intolerantes que sustituye el dialogo, el debate de posiciones diversas por la cohesión vertical que no acepta sino lo propio. En los actuales momentos el gobierno de Nicolás Maduro fiel expresión de esa manera equivocada de ver la vida pública, busca y mantener la polarización, la confrontación como único instrumento de controlar sus adherentes o los pocos afectos que le quedan. Equivocadamente sectores democráticos hacen de puente y caen igualmente en esa  trampa polarizante que solo trae dividendos a quien la provoca, en este caso al gobierno.
El país nacional al decir de los entendidos y de acuerdo a distintos estudios de opinión está cansado y obstinado de la confrontación de la polarización; personeros como el actual presidente de la AN, así como dirigentes opositores de posturas radicales están entre los más rechazados por la opinión pública nacional; los ciudadanos víctimas de la mayor crisis ético, política y económica que recuerde la republica cada vez más nos encontramos, sin importar nuestras posturas, en la lucha diaria por la sobrevivencia; ahí en esa angustia diaria la despolarización está derrotando los extremismos.
Para vencer al actual régimen militar cívico, las fuerzas democráticas y de cambio deben salir al encuentro del país que no cae en la trampa de la violencia. El MAS propone el encuentro de todos los venezolanos, sin importar donde están ubicados, construir una nueva mayoría que rescate las instituciones y que salve la patria de la hegemonía totalitaria y corrupta.
@LeoMontilla


jueves, 22 de enero de 2015

Dice Leonardo Montilla (opiniones)



Escritos y Opiniones
UNA POLITICA PARA LAS MAYORIAS
                                           Leonardo Montilla
La actual historia política venezolana ha transcurrido en los últimos 15 años en un constaste enfrentamiento, el cual ha producido niveles de polarización  nunca vistos en la sociedad venezolana. Polarización política que solo ha beneficiado en la disputa por obtener el sentimiento de las mayorías, al gobierno nacional y sus expresiones partidistas, que al final de cuentas son quien más lo promociona y lo reproduce. La polarización oficialista ha encontrado en sectores opositores respuestas en los mismos términos, obviando la inminente necesidad de encuentros para que las necesidades reales de la población tengan una opción válida de solución. No es casual que ante el discurso incendiario, amenazante y descalificador de un personero oficialista como Cabello, se manifieste la respuesta radical, extremista de algunos activistas radicales de oposición, en ambas situaciones el beneficiado es el régimen.
El país transcurre la vida en ese terreno, carente de expectativas, con un gobierno extremadamente malo, con una visión sectaria de la vida nacional, conducido por una elite militar cívico cuya razón de ser es cualquier cosa menos gobernar para el bienestar ciudadano; del otro lado, se presentan algunas fuerzas de oposición que no han comprendido la urgencia de unir al pueblo por encima de las diferencias partidistas en función de consolidar orgánicamente una nueva mayoría que adelante y avance en los necesarios procesos de cambio que la republica amerita con urgencia.
Es decir al comportamiento polarizante oficialista se enfrenta la respuesta polarizadora opositora, ninguna de las dos contribuye desde esa perspectiva al encuentro del gran país, que agobiado por la enorme crisis económica y social exige una alternativa verdaderamente unitaria que coloque el encuentro de los venezolanos sin menoscabo de su forma de ser, pensar o actuar, como punto de inicio para salir de esta espiral de tormentosas angustias y necesidades.
Al igual que diferentes grupos de presión que activan en distintos campos del accionar político y comunitario, el MAS plantea el encuentro entre todos aquellos factores y expresiones democráticas ubicados en todos los ámbitos locales, como estrategia para romper la polarización y colocar la unión del gran país que reclama un cambio de rumbo en la forma de conducción del Estado y el gobierno. Es imposible provocar la transformación de Venezuela si no unimos a todos los que desde su óptica, sean chavistas, demócratas, católicos o evangélicos, impulsen una idea distinta de convivencia ciudadana.
La actual coyuntura, caracterizada por la peor situación en todos los ámbitos existenciales  que los venezolanos recordemos, nos obliga a debatir, a pluralizar el país,  es imperativo el rescate de la Asamblea Nacional, solo la unión, una verdadera unidad popular es garantía de hacer valer la constitución, redimensionar en la conciencia popular el voto como instrumento de cambio y elaborar una política incluyente que empodere los ciudadanos para producir las transformaciones que se ameritan... La unidad de nuestros pueblos no es simple quimera de los hombres, sino inexorable decreto del destino”. Simón Bolívar
@LeoMontilla








miércoles, 14 de enero de 2015

Articulo de Leonardo Montilla


Escritos y Opiniones
COPEI
(A  Walter Aranguren, María Antonieta Villegas y Manuel Rivero)
                                                          Leonardo Montilla
La Ley de partidos políticos, reuniones públicas y manifestaciones reza: “Los partidos políticos son agrupaciones de carácter permanente cuyos miembros convienen en asociarse para participar, por medios lícitos, en la vida política del país, de acuerdo con programas y estatutos libremente acordados por ellos” (Art 2 cita)
Uno de los grandes retos en los tiempos modernos para los demócratas venezolanos es  conectar  los principios democracia, gobernabilidad y calidad de vida, es hacer que las instituciones que brinda la constitución y las leyes  funcionen, es rescatar la independencia de los poderes, para que la gobernabilidad del Estado sea expresión de la legitimidad de un sistema que dé respuesta a la innovación en las nuevas tendencias ciudadanas, de la independencia de sus movimientos sociales, del amplio bagaje del conocimiento humano, de la libertad, Derechos Humanos, la tolerancia, la libertad de opinión, la justicia social y la vigencia de los partidos políticos como instancia de organización política de la ciudadanía de acuerdo a su libre pensamiento, forma de ser y decisión particular.
 Según el Historiador y ex presidente Ramón J Velázquez, durante casi dos siglos, desde la Independencia hasta nuestros días, en Venezuela se han fundado más de trescientas organizaciones con fines políticos que se llamaron a sí mismas “partidos políticos”( Venezuela moderna, medio siglo de historia) algunos prevalecen en la sustentabilidad del espacio conquistado, otros desaparecidos en la historia, pero dejando su aporte como organización con fines políticos eje fundamental para cualquier sistema que se precie de democrático.
De esas organizaciones históricas está el Comité de Organización Política Electoral Independiente (COPEI) agrupacion política de expresión demócrata cristiana fundada por el ex presidente Rafael Caldera y otros exponentes que desde los liderazgos estudiantiles se convirtieron en voceros del socialcristianismo criollo.
Copei cumple 69 años al fragor del candelero político nacional; con aciertos y errores como todos los partidos políticos; con los socialcristianos podemos tener encuentros y desencuentros propios de la naturaleza democrática venezolana, siempre en la búsqueda permanente de justicia, equidad y más pluralidad. Sus aportes a la vida democrática han sido permanentes en el transcurrir de tantos acontecimientos  que han pasado desde aquel viejo 13 de Enero de 1946. Con su visión humanista cristiana construyeron históricamente una referencia organizativa importante que hoy contribuye claramente a evitar que las tendencias autocráticas del militarismo se impongan en la Venezuela de hoy.
Uno de los elementos politológicos que mas establecen la probabilidad de desarrollar un verdadero sistema democrático, donde el modelo alternativo constituya las formas de encuentro social para el bienestar colectivo es el rescate del  ejercicio militante y partidista, Copei camina en esa sintonía. Felicitaciones a todos mis amigos Copeyanos.









jueves, 8 de enero de 2015

Articulo de Leonardo Montilla

Escritos y Opiniones
EL MAS Y ERNESTO ALDANA
                                                      Leonardo Montilla
Este 19 de Enero de 2015 la organización con fines políticos Movimiento al socialismo-MAS, cumple 44 de fundada  haciendo actividades en función de construir una nueva mayoría que dé respuesta a las expectativas de los venezolanos; sobre todo en estos tiempos donde la incertidumbre es el reflejo de las angustias nacionales.
El Movimiento al Socialismo (MAS) es un partido político venezolano de formación  socialista democrática. Esta organización nace como producto de las serias críticas contra el modelo socialista soviético, mucho de sus antiguos integrantes conformaron tiempo atrás, un sector importante de la Dirección Nacional del Partido Comunista de Venezuela (PCV), liderado por Pompeyo Márquez, Teodoro Petkoff, Eloy Torres, Freddy Muñoz, y Argelia Laya. El 19 de enero de 1971 se realiza la primera Convención Nacional en  Caracas, constituyéndose formalmente. Los fundadores del partido escribieron una historia contra las distintas formas autocráticas y ortodoxas de concebir la búsqueda del bienestar colectivo, marcando  diferencias con cualquier visión totalitaria del  marxismo o cualquier otra interpretación borbónica de la vida ideológica del momento.
Las distintas corrientes del pensamiento progresista encontraron en el MAS un espacio para su desarrollo y avance; el planteamiento de una democracia social, con justicia, equidad, respeto a la institucionalidad, economía solidaria, innovo el planteamiento político venezolano, manteniéndose hoy en día totalmente vigente.
El MAS se encuentra en estos 44 años en el esfuerzo colectivo de evitar que la autocracia militarista se imponga en Venezuela con su proyecto fracasado heredado de estos 16 años de inconsecuencia con los ciudadanos que sufrimos la incongruencia de un gobierno irracional, equivocado e irresponsable. Actualmente plantea la reconciliación de los venezolanos, el encuentro entre todos, es una opción a los miles de compatriotas que cansados de la polarización buscan nuevos escenarios que contribuyan a resolver esta terrible espiral que nos consume cada minuto la patria y la vida.
Estos 44 años nos encuentra con la ausencia física de nuestro querido amigo y hermano Ernesto Aldana fallecido a finales de Diciembre; el día de su deceso conversábamos en la mañana sobre el aniversario; que haríamos y como lo abordaríamos. Conocimos a Ernesto hace demasiados años, tantos que ya ni me acuerdo. Siempre al calor de la política.
Los acontecimientos de los últimos 40 años en Trujillo, siempre tuvieron a Ernesto como un gran protagonista, en la búsqueda de la justicia social. Primer presidente del centro de Estudiantes del NURR recién instalado en la región, una referencia del liderazgo estudiantil comprometido, comunicador, concejal, parlamentario, organizador, polémico, de posturas claras sin medias tintas, las cuales le ganaron miles de afectos y unos cuantos detractores. En el mundo del masismo una figura al lado de su compadre Teodoro Petkoff, Víctor Hugo d Paola, Leopoldo Puche y Felipe Mujica, en Trujillo su permanente devoción con amigos del para siempre José Hernández JH, quien era consulta permanente, Conrado Pérez, Marcos Montilla, Don Pedro Bracamonte; sus panas de la Alameda Rivas y claro está un Padre con absoluto compromiso familiar con sus hijos que hoy quedan dueños de su historia. El MAS Nacional y el MAS Trujillo celebramos este 44 aniversario con el nombre de Ernesto Aldana, quien jamás se entregó, jamás claudico, lucho hasta el final, como decía Neruda” Queda prohibido no sonreír a los problemas, no luchar por lo que quieres, abandonarlo todo por miedo, no convertir en realidad tus sueños” así era mi amigo.








lunes, 5 de enero de 2015

Despedida a Ernesto Aldana JH

Despedida a Ernesto Aldana
                                               José Hernández- JH
No me había sobrepuesto totalmente de la profunda tristeza que significó la muerte de mi padre en días recientes, cuando el día viernes 26, justo el día que cumple años mi hijo Daniel, recibí la llamada de mi hija Grecia participando con profunda tristeza que el ya maltrecho corazón de mi buen amigo Ernesto Aldana se había paralizado.
Por allá en la década de los setenta, para ser exactos en 1973, siendo menor de edad me incorporé en la campaña electoral a favor de José Vicente Rangel, apoyada por el recién nacido movimiento político el Movimiento al Socialismo, MAS. Ese MAS fresco, transformador y hermoso, ese MAS de mis tormentos como diría Cabrujas. De eso ya han pasado muchos años.
Por esa época asistí a una reunión en la casa del doctor Víctor Valera Martínez allá en Trujillo. Su esposa Dalia me presentó a Ernesto. Boina roja en su cabeza, tejida por esa noble mujer. Todos venían del partido comunista, pero empalagados con la fundación del MAS. En ese entonces Ernesto se transformó en un referente como líder juvenil y estudiantil de la época a lo largo y ancho del estado Trujillo; no en vano fue el primer presidente del centro de estudiantes del recién fundado Núcleo Universitario Rafael Rangel, y fue precisamente allí en el NURR cuando comenzó a brillar ese cocuyito con luz propia a lo largo y ancho del firmamento trujillano.
Los trujillanos de la capital comenzaron a percatarse que de las entrañas de la Lameda arriba, había nacido un líder. Un líder de verdad, con sonoro verbo, con discurso irreverente, con porte de nobleza. Y fue precisamente ese pueblo trujillano quien lo eligió concejal del MAS, en una tierra donde solo se respiraba el liderazgo de AD y COPEI. Este líder juvenil irrumpió con tal fuerza y con tanta simpatía que su liderazgo se comenzó a sentirse por todos los rincones de Trujillo.
Recorrimos juntos nuestro estado, ganando elecciones estudiantiles de la época, sembrando al MAS en el movimiento estudiantil, y transformándolo en la primera fuerza política de los jóvenes de nuestra región. Con el Núcleo a la cabeza ganamos casi todas las elecciones estudiantiles en liceos emblemáticos para ese entonces: el Rafael Rangel de Valera, el Cristóbal Mendoza de Trujillo, Dalla Costa de Boconó, el Antonio Nicolás Briceño, el Antonio José Pacheco, el Emiro Fuenmayor. Los liceos de Escuque, Rafael Rangel, Monay y Pampan; en definitiva era un movimiento de cambio con la fuerza que da la pasión juvenil. Uno de los principales líderes de esos acontecimientos era mi compadre Ernesto Aldana que sobresalía por su capacidad de organizar y planificar la confrontación política.
Tuvimos desavenencias internas dentro del MAS, dado que él fue el primer promotor de la candidatura de Teodoro Petkoff, en el partido del puño, y otros respaldamos a José Vicente y a Pompeyo Márquez.
En plena confrontación Teodoro vino a Trujillo y se hizo compadre de Ernesto Aldana, al igual que Leopoldo Puche. Su raíz de hombre de izquierda, de pensamiento de socialismo democrático lo transformó en un líder que ha participado de forma directa en todos los acontecimientos políticos que se han vivido en Trujillo en los últimos 40 años.
Una vez le dije en Valera, en un viejo bar que ya no existe, libando unas espumosas, que de tener más hijos en el transcurso de mi vida lo haría mi compadre. Así fue. Cuando vino al mundo mi hijo Emmanuel Isael, hoy de 10 añitos, lo llamé a Trujillo para pedirle que fuésemos a la Iglesia San José, para cumplir ese deseo y esa promesa con quien, al pasar de los años, lo llegaría a conocer profundamente.
Ya no solo transitábamos el camino de la política, que lo hizo ser diputado del parlamento del estado y uno de los principales líderes que ha enfrentado a este régimen. El compadrazgo lo transformamos en una sólida amistad a prueba de miserias; y pude conocer de cerca su nobleza y solidaridad.
También ver infinidad de veces gestos de amor y cuidado para con sus hijos. Sobrados momentos tuvimos para ser ambos paño de lágrimas uno del otro.
Dijo otro gran amigo, Pedro Bracamonte, en un texto que le leí el cual decía: “Los amigos solo se pierden cuando se olvidan”. Pues yo debo decir, desde el sótano de mi alma, que mientras yo viva recordaré a este caballero de la amistad. Así será hasta mi último aliento. Tengo la inmensa satisfacción de saberme querido y apreciado por él durante tantos años.
Por eso dije que la muerte atravesada, en estos tiempos decembrinos y de algarabía, vino a arrugar miles de corazones; para entristecer a sus seres más queridos y para dejarnos una sensación de vacío, de hueco profundo. El tiempo podrá amainar el dolor y la tristeza, pero nunca se podrá olvidar a quien fue mi compadrito del alma.

JH

Articulo de Hector Diaz


Desde cerro Felipe 
Ernesto: ¡Que ingrato es el mundo! 
Héctor Díaz

Publicado en el Diario de los Andes, edición Trujillo, el día sábado 03 de enero 2015
Se convoca a todos los miembros de la regional, para una reunión en el apartamento de Ernesto Aldana, a las 9 de la mañana, en la Urb. La Beatriz y con desayuno. Así comenzaba aquel mensaje de textos enviado desde su celular para cauda uno de los miembros del MAS y justamente pasando Agua Santa siempre me repicaba el celular, con su voz chingona y en un tono humorístico ¿Siempre te vienes de ese infierno y ya saliste? Mi respuesta siempre la misma: Si, ya salí, voy por Agua Santa. Me dejan algo. Al llegar al apartamento, recibíamos todas las atenciones, café, sandwiches o arepitas con queso preparada por Yuri, su compañera de vida y destino; ya instalados en su sala y con los periódicos regionales y nacionales leídos por él, comenzábamos la reunión. Con una cultura política aprendida en el viejo partido comunista y evolucionada en el MÁS, se sentaba con el informe preliminar con una semejanza al viejo periodista Héctor Mújica o Pompeyo Márquez, hacia una introducción sobre el aparato del partido y su organización; en los interviú siempre traía a colación una anécdota de su trayectoria como fundador del MAS, de sus luchas estudiantiles, de sus andanzas con el dirigente agrario Manuel Argüello cuando la invasión a la finca Maro Maro, de su compadre en Sabana de Mendoza, Antonio Sosa, de sus conflictos cuando habían elecciones internas en el MAS con Joseito Hernández, como cariñosamente él le decía. Las luchas tendenciales nunca llegaron a nivel personal, simplemente eran debates y donde José Hernández y Ernesto Aldana sabían nadar en esas aguas turbulentas y la mejor demostración de ese cariño que le tuvo Ernesto a José, fue cuando en una oportunidad andábamos de gira por Santa Isabel y nos llegó la triste noticias que presuntamente “José Hernández se había matado” Ernesto se estacionó a horillas de la vía y lloró por su amigo del alma.
La formación del MAS desde la universidad hasta los sectores populares como Tres Esquina del municipio Trujillo donde Ramón Hernández (Chochalismo), un viejo dirigente sindical de la salud, quien fue un eterno aliado de Ernesto en su tendencia, de Nelson Araujo (QEPD) líder de la juventud, del camellito Valera Martínez, del prof. Saúl y toda una gama de dirigentes que hacían política desde el Municipio Trujillo donde nació el Teodorismo más puro y poético del MAS. Aquello fue una lucha donde salieron fortalecidos los cuadros juveniles, derrotando a la vieja ortodoxia marxista donde estaba Jorge Valero, Vidal Hernández, Zoraida de Hernández, Ada Padilla y José Hernández y Ernesto Aldana toman el partido al mejor estilo de un Nikita Jrushchov y le inyectan sangre joven, ambos fueron los primeros concejales del MAS, uno en el municipio Trujillo y el otro en el municipio Valera. Esos pasajes vivientes contados por Aldana los vivía como que si el hecho hubiese ocurrido hace horas o días, se emocionaba con aquella energía que lo caracterizaba, jamás se le pasaba nada por alto y como viejo lobo de mar siempre olfateaba las redes donde se podía pescar o para no salir con el anzuelo en la boca.
Los encuentros más recientes fue cuando la convención nacional, donde estuvimos a punto de perder legalmente al partido y empezamos a tocar a dirigentes de aquella famosa fusión MAS-MIR, pero algunos de ellos, nos cerraron las puertas y prefirieron ser militantes de otros partidos, grandes esfuerzos por reactivar la inscripción de nuevos miembros y Ernesto se movilizó a nivel de todo el Estado para hacer posible lo que es hoy el comité regional en el estado. Aquel esfuerzo titánico dio sus resultados, Ernesto salió electo diputado al consejo legislativo en alianza con los partidos de lo que fue la Coordinadora Democrática. Desde allí se destacó en la comisión de derechos humanos donde se desplegó todo un trabajo en defensa de los sectores populares y allí Ernesto demostró la esencia del MÁS en el compromiso con los que no tienen voz en el país. 
Y recientemente vivimos muy de cerca tus preocupaciones por el vencimiento del marcapaso, allí colocaste en práctica un gran operativo en el logro de adquirir el aparato cuyo costo era bastante elevado, cuantas puertas tocaste tras la búsqueda de la solidaridad y fuimos testigos de cómo muchos se hicieron los desentendidos y otros no le dieron importancia, por eso, Ernesto, !que ingrato es el mundo!; pero tus enseñanzas será la que va a ser posible levantar este MÁS, enarbolaremos el puño en alto, con su color naranja iluminará el camino para seguir adelante y tu espíritu solidario será el norte para hacer del MAS el partido de los sueños de Ernesto Aldana. 
@Hector_Diaz63