domingo, 15 de marzo de 2015

Hay que ganar la AN para el bienestar de todos

Escritos y Opiniones
EL OBJETIVO SUPREMO
                                    Leonardo Montilla
Antonio Pérez Esclarin, escribió esta semana un llamado de atención publicado en la revista SIC, sobre la importancia y las razones, que desde su perspectiva de militante de la educación popular ve para la recuperación de la Democracia en Venezuela.
Decía EL Prof Esclarin entre otras cosas, “La democracia implica elecciones justas, en igualdad de condiciones, y respeto total a los resultados. Pero la democracia va mucho más allá pues es una forma de organización y de vida fundamentada en el respeto, la honestidad y la igualdad. La genuina democracia debe garantizar los derechos fundamentales de todos, empezando por el derecho a la vida y una vida libre y digna; implica igualdad de opciones y de oportunidades en seguridad, alimentación, educación, vivienda, salud, capacidad de pensar y expresarse  por sí mismo sin miedo. Cuando en una sociedad la gente tiene miedo y no se atreve a  expresar lo que piensa, se destruye la convivencia pacífica y la democracia”.
El objetivo supremo del país debe ser por consiguiente y de acuerdo a los hechos que en la actualidad nos muestran la peor crisis en todos los ámbitos que la republica recuerde, el rescate de la democracia, de sus instituciones que llevan implícito la recuperación del bienestar y de mejores condiciones de vida para todos los ciudadanos estén donde estén a lo largo del territorio nacional.
 Esta idea nos coloca en el  imperativo de  recuperar la Asamblea Nacional para el encuentro de los venezolanos; la corrupción, la exclusión, el militarismo, la violación a la norma constitucional no pueden seguir siendo los emblemas del poder legislativo venezolano;  sus competencias, prestancia e importancia en materia de legislación para la vida pública deben  recuperarse  en función del bienestar de la ciudadanía. El voto como instrumento de cambio, como elemento de participación es fundamental en estos momentos en que un gobierno como el actual sin apoyo popular estructura toda una cultura de la represión, tal como corresponde a los proyectos políticos fracasados y derrotados. La lucha por la libertad de los presos políticos, por el respeto a la disidencia, por mejores condiciones de vida social y económica, debe tener un poder legislativo acorde con estas y otras necesidades extremas de la población.
La próxima Asamblea Nacional, es fundamental para la vida republicana, sana y con futuro; en este sentido los candidatos que desde los factores democráticos contrarios al autoritarismo del psuv, estén o no en la MUD aspiren a ser parte de ella, deben ser probados y consecuentes luchadores democráticos; ya basta de los Ricardos Sánchez o Williams Ojeda; nada de gatopardos oportunistas, los ciudadanos no queremos el discursito manipulador del “caras nuevas”, la experiencia en la lucha social es determinante. La responsabilidad histórica del próximo poder legislativo no admite improvisados; la experiencia y el compromiso con la lucha social y con el país se colocan por delante. Esta es la tarea, objetivo ganar y conquistar espacios para abrirle camino a los cambios que el país reclama.
@LeoMontilla





miércoles, 11 de marzo de 2015

Miguel Gutierrez Mejia. A PILAR ROMERO

A PILAR ROMERO
PERDÓNAME..
                          Miguel Gutiérrez Mejía

                Escribir sobre una persona cercana a uno no es una tarea sencilla, por el grado de subjetividad que siempre está presente. En mi caso particular escribir sobre Pilar Romero, como esposo de ella que fui hace unos cuantos años, es doblemente complejo. Estas sencillas letras las escribo como ciudadano valerano, común y corriente, y se las quiero dedicar a una mujer de las más inteligentes y cultas que he conocido, a una trujillana ejemplar, brillante en su formación académica, extraordinaria actriz de cine y de teatro, creadora de telenovelas muy famosas y por sobre todo; una mujer con un sentido de la ética y la moral muy profundo.
            La primera vez que conocí a Pilar venía acompañando al entonces candidato en campaña presidencial Teodoro Petkoff en un mitin que se celebró en la avenida Bolívar de Valera. Eso fue por el año 83. Pilar se reencontraba con su gente, en su ciudad amada luego de estar en Caracas brillando como primera actriz del grupo Rajatabla, donde  consiguió el reconocimiento como Premio Nacional de Teatro. Igualmente triunfó en la televisión junto a Orlando Urdaneta con el programa “Viva la Juventud”. Incursionó en el cine en diversas películas del reconocido  director Roman Chalbaud, quien era el padrino de su único hijo César Román Bolívar Romero, el cual tuvo con el otro famoso del cine César Bolívar. La cúspide de su fama llegó  con una novela de su autoría, protagonizada por Caridad Canelón y Orlando Urdaneta; “Elizabeth” de la cual se hizo una versión hace poco tiempo llamada “Mi prima Ciela” protagonizada por la muy recordada y trágicamente fallecida actriz  Mónica Spear.
            Ese reencuentro de Pilar con su pueblo de Valera le movió sus fibras de constructora de sueños y decidió quedarse a vivir en nuestra ciudad para emprender una obra que todavía hoy perdura: el “Teatro Nacional Juvenil Núcleo Valera”, lo que llamamos TNJ.  Asíi mismo formó un grupo de teatro en la Universidad Rafael Urdaneta, extensión Valera, hoy Universidad Valle del Momboy. Con el maestro José Antonio Abreu, ministro de la Cultura del gobierno de Carlos Andrés Pérez y con el gobernador de ese entonces Méndez Quijada, se adquirió dos inmuebles que hoy prestan un enorme apoyo cultural a la ciudadanía: la sede del TNJ, (diagonal al BOD las Acacias) y el antiguo Teatro Valera, hoy Teatro “Ana Enriqueta Terán”. Pilar revolucionó las artes escénicas no sólo en Trujillo, con su grupo de teatro viaja al exterior llevando una obra llamada “Con la mano izquierda” llegando a ir hasta Egipto con este grupo de teatro de muchachos y muchachas valeranos.
            Pilar regresó unos años después a Caracas y se convirtió en la directora del Instituto Universitario de Teatro, (IUDET), de donde salió jubilada. Siguió escribiendo algunos guiones para la televisión, pero sobre todo siguió haciendo lo que más le gustaba: leer. Pilar era una devoradora de libros, la lectura la apasionaba. Pasados los años, su hijo César se convirtió en actor y cantante pero la salud de Pilar comenzó a deteriorarse rápidamente. Hoy, esa mujer que era una hormiga trabajando, que era un volcán en todos los proyectos que iniciaba y concretaba está muy enferma, en total minusvalía. Desde hace varios años, padece una enfermedad degenerativa y autoinmune llamada “vasculitis” que ha venido acabando con sus capacidades. Perdió la audición en su oído izquierdo. Perdió la visión por completo por una lesión irreparable en el nervio óptico. Perdió la capacidad de caminar por una degeneración muscular en sus extremidades inferiores y caderas. Su vejiga no funciona adecuadamente haciéndola propensa a constantes infecciones y además, es alérgica a los antibióticos. Hace pocos meses, como consecuencia de una “sepsis de punto” de origen urinario, tuvo un accidente cerebro vascular (ACV) y un paro respiratorio. Estuvo 7 días en terapia intensiva y 11 días en hospitalización general. Todavía está en proceso de controlar los focos de infección que quedan en su organismo. Debe permanecer constantemente con una sonda urinaria. El ACV la dejó propensa a convulsiones, con dificultades para hablar y con su lucidez afectada. Luego de este episodio, sus cuidados fuera de la clínica deben estar a cargo de enfermeras y paramédicos capacitados por su delicado estado de salud y sobre todo es un ambiente de carencias económicas terribles.
            Hoy quiero pedirte perdón por no haber sido solidario contigo. Quiero pedirte perdón en nombre del pueblo de Valera que se ha portado malagradecido contigo. Quiero pedirte perdón por no haber insistido lo suficiente con el Alcalde y el Director General de la Alcaldía para que reconocieran tu labor en el marco de los 195 años de nuestra ciudad. Perdóname por no haber insistido lo suficiente con el Concejal Jairo Bastidas, Canciller de la Orden Ciudad de Valera, para que tu nombre fuera considerado para ese reconocimiento. Quiero pedirte perdón por no haberme empeñado más en convocar a tus amigas de siempre: Marlene, Ana Graciela, Oleida; por nombrar sólo tres, para recabar fondos y ayudarte económicamente. Quiero pedirte perdón en nombre de las personas que dirigen hoy el TNJ (especialmente “el abuelo”) por no haber hecho lo posible para que se te rindiera un homenaje en esas instalaciones, donde por cierto hay una foto bellísima tuya en la entrada. En fin Pilar, quiero pedirte perdón por no haber insistido con César Román, tu único hijo y al cual yo consideré como mío, por no haber seguido llamándolo insistentemente para saber de ti y estudiar la posibilidad de su presencia en Valera para recabar fondos y ayudarte en estos momentos amargos.
            La ciudad de Valera, mi querida Pilar Romero; ha sido injusta y desagradecida contigo, ojalá logres superar los problemas de salud que han afectado tu cuerpo y tu espíritu indomable; y espero que podamos todos los valeranos, su gente y sus instituciones públicas y privadas darte una mano solidaria, amiga, de corazón.
Finalmente, aprovecho la ocasión para que todo aquel que desee solidarizarse con esta noble mujer, que dio tanto por Valera, pueda ayudar en esta causa realizando su aporte a través de la Cuenta de Ahorro Banesco 01340046610462098368 de María del Pilar Romero C.I. 3.751.858.
Miguel Gutiérrez Mejía


domingo, 8 de marzo de 2015

8 DE MARZO DIA INTERNACIONAL DE LA MUJER



8 de Marzo, Felicitaciones a las mujeres; arquitectas del mundo soñado, dueñas de manos solidarias que dibujan la existencia; llanto de la patria que se levanta digna para gritar Libertad.

jueves, 5 de marzo de 2015

Articulo de Leonardo Montilla


Escritos y Opiniones
Yankis Go Home!
(A mis amigos de la 4ta q ahora son de la 5ta)
                                  Leonardo Montilla
Los Procesos sociales son indetenibles, no los pueden parar  ni con la represión, ni con la violencia. Así se expresó salvador Allende cuando la felonía extremista y militarista lo asesinaba mientras defendía la Constitución y las leyes de Chile aquel  fatídico 11 de Septiembre de 1973, hace tiempo ya.
 Si algo tuvo el pensamiento progresista latinoamericano en algún momento de su historia fue encontrarse con la pluralidad, la democracia, el respeto a la disidencia y la búsqueda pacifica de los cambios sociales que nuestros países ameritan, siempre con justicia social y democráticamente. Los textos de Teodoro Petkoff representaron para los socialistas serios del mundo el encuentro con las ideas de la libertad y el avance social. El avance liberador del ser humano fue siempre el objetivo de quienes manifestaban su activismo en función de los complejos desarrollos transformadores.
 La llamada izquierda borbónica venezolana, esa extraña combinación de resentidos y militaristas de hoy día, jamás podrá reprimir el sentimiento transformador que existe en la patria de los libertadores de américa; ese mismo sentimiento que va acorde con la naturaleza plural venezolana y que a través de la historia siempre se ha colocado por encima de los totalitarismos, vengan de donde vengan. Esta “izquierda” simbólica que ha utilizado el planteamiento reivindicador, para pretender construir un sistema oscuro y atrasado, quiere engañarnos nuevamente con el nada convincente discurso del antiimperialismo.
No se necesita ser un experto en la ciencia política ni en comunicación, para darse cuenta de que este “discursito” antiimperial no es otra cosa que un mecanismo publicitario para desviar la atención del país sobre asuntos verdaderamente graves.
La falsedad de la revolución psuvista se expresa en realidades, los hechos son los hechos, el país entero es testigo de cómo estos “revolucionarios” han logrado darle una monetaria interpretación al famoso y teórico libro Carlos Marx el Capital; cansados estamos de los escándalos de corrupción a lo largo de 16 años de gesta emancipadora, socialista y liberadora; la crisis económica, de escasez  y el sufrimiento del proletariado criollo es exquisita. Así mismo las enseñanzas “humanistas” del Che Guevara como que se entendieron mal; represión, persecución, asesinatos de estudiantes, que diría Abel Santamaría líder estudiantil  cubano sobre esta perseguidera socialista, patria o muerte contra los estudiantes; Mao tse Tung se quedó pendejo en los desarrollos culturales excluyentes, mezquinos y unilaterales de la revolución china; debe estar frustrado, por no haber inventado esa excelsa manifestación espiritual de la nueva sociedad revolucionaria local como lo fue la lista Tascon.

 Hagamos un ejercicio comparativo para especificar la idea de como se parece el antiimperialismo madurista a los clásicos de la revolución mundial, ustedes se imaginan a Ho chi Mingn  hablando contra el llamado imperialismo y gritando desde las Vegas, Miami, Toronto o todas esas ciudades americanas donde les encanta ir de visita a los enchufados rojos, “Yanke go home”, o ver a Gustavo Machado fundador del PCV en supuestas listas con dólares depositados en Suiza o Norteamérica. No sé qué piensan ustedes, pero este  simbolismo de izquierda que tiene el gobierno para justificar su fracaso lo que da es malestar por decir lo menos. La farsa y el circo son enormes, si algo ha demostrado sus integrantes es que sienten mucha atracción por las benevolencias del modo de vida americano.
@LeoMontilla 
http://diariodelosandes.com/index.php?r=site/columnas&id=500#titulo 

domingo, 1 de marzo de 2015

Carlos Raul Hernandez



“Transición y fantasías”
Carlos Raúl Hernández / @CarlosRaulHer.

El acuerdo debe dirigir su mensaje hacia los grupos sociales reticentes a la alternativa democrática
Para que sirvieron las firmas de convocantes a “la constituyente” el año pasado? ¿Cuántas firmas hacen falta para que comience “la transición”? En cambio la derrota en las parlamentarias o una posible emergencia de extrema izquierda remacharían las cadenas de López y el alcalde Ledezma, por no pensar peor. Es triste que quienes desean ser líderes no entiendan algo tan simple. A muchos los mordió el mismo bicho que a los opositores de Juan Vicente Gómez cuyos desacuerdos, invasiones, alzamientos fallidos y divisiones, facilitaron crear un régimen de miedo que duró 27 años hasta su muerte. Pero siempre existe la posibilidad de que algún pajarito hable hoy a varios aspirantes a líderes y les haga comprender la dramática necesidad de bajar a tierra y enfrentar unidos y sin más inventos el reto electoral inmediato. Mientras la gente se dispersa en ocurrencias geniales como la salida, la constituyente y ahora la transición, más se aleja la posibilidad de materializar la única tarea real que procede.
El único freno visible a una perspectiva totalitaria es el triunfo electoral de las fuerzas del cambio. No hay otra llave. De no ser así viene un abismo insondable, que no se sabe dónde cae. Desde antes de 1928 -fecha de un gran acontecimiento opositor- existieron grupos que concebían la política en términos modernos y que intentaron fundar sindicatos y partidos, pero también iluminados dispuestos a romperlo todo si no giraba alrededor de sus ocurrencias mesiánicas y equivocadas. En otra banda estaban los grupos tradicionales de caudillos y ex caudillos que convertían sus peonadas en pequeños ejércitos y querían resolver las cosas con más barbarie. Algunos creían que el sol de la libertad vendría en desembarcos y otras operaciones espectaculares y heroicas pero siempre trágicas.

El caudillismo ruge

Había los que se contentaban con hacer “clubes políticos” para reunirse a discutir y elucubrar en los medios ilustrados, especie de twitter de los años. Divididos y enfrentados, odiaban más a sus compañeros con desacuerdos que a la dictadura. Esos fraccionamientos, recelos, envidias y odios ayudaron a Gómez a reinar hasta su muerte. Por fortuna Rómulo Betancourt, el más importante pensador democrático, estratega y líder latinoamericano del siglo XX se propuso aplacar la insensatez con partidos políticos estructurados, ideológicos, claras normativas de funcionamiento y dedicados a organizarse y promover movimientos sociales democráticos. Pero el caudillismo rugía en plena transición (transición de verdad) por los graves errores de AD, Copei, URD y la falta de experiencia política del maestro Rómulo Gallegos.

Nació y murió la dictadura en 1958 y la experiencia de entre 1945-1948 hizo que Betancourt se dedicara a meter en cintura dos factores esenciales en la caída de lo que él llamó “el experimento democrático”, Caldera y Villalba, y por eso nace el Pacto de Punto Fijo de octubre de 1958. Ese fue un acuerdo para conducir la transición e impedir que los militares que habían derrocado a Pérez Jiménez regresaran al poder, o que lo hiciera la izquierda radical. Betancourt promovió una alianza amplia que incorporó a casi toda la sociedad, partidos, empresarios, sindicatos, clero, y a su vera se hicieron varios pactos, como el Programa mínimo común de gobierno, el Pacto obrero patronal y la Constitución de 1961, entre otros. Ese acuerdo para la transición de verdad, -aunque nunca se llamara así-, tenía sentido porque ya la dictadura había caído y se vivía efectivamente una transición.

Acuerdo de los que piensan igual

Y revestía un rasgo esencial: no era una operación entre minorías que pensaban lo mismo -no fue el caso del niño que solo sabía leer en su libro- y se extendía a los partidos que habían desestabilizado a Gallegos. Betancourt pudo sobreponerse al odio, el resentimiento y el rencor por los sucesos recientes, para asegurar el porvenir. El liderazgo político creó una ola de optimismo y fe en el futuro que presidió la época, el espíritu del 23 de enero, basado en la Unidad, la idea de que vendría algo esplendoroso. Lo que se aprecia hoy, al contrario, es una arremetida a fondo del poder para segar los espacios democráticos que se mantienen a duras penas, el encarcelamiento y la amenaza contra dirigentes democráticos, violencia contra jóvenes estudiantes, el avance del poder total, y luce surrealista hablar de acuerdo para una transición imaginaria.

La urgencia es llamar a votar en las primarias opositoras y en las elecciones, darle esperanzas a la ciudadanía e incluir la mayor cantidad posible de sectores. El acuerdo pertinente debe dirigir su mensaje hacia los grupos sociales reticentes a la alternativa democrática, que con frecuencia tienen buenas razones. Debe terminarse con los juegos florales, y las exigencias del momento claman por reacciones serias y maduras. Se vive un salto vacío en la oscuridad pero hay una enorme posibilidad de ganar las parlamentarias. Las diferencias surgidas sobre la transición ilusa reverdecen la ponzoña de que hay opositores buenos y malos, honestos y deshonestos, colaboracionistas y radicales y promueven la división y el abstencionismo ¿Transición? ¿Cómo, cuándo, dónde? Son fantasías y el documento que debía presentar la alternativa en su totalidad debería ser para llamar a la gente a votar. Hay una gran posibilidad de conquistar el Poder Legislativo para comenzar a superar una crisis que amenaza con el caos.

El Universal, 01 de marzo de 2015
- See more at: http://www.visionglobal.info/transicion-y-fantasias-por-carlos-raul-hernandez/#sthash.iHZK0GW1.dpuf