jueves, 26 de noviembre de 2015

Este Sabado todos con Conrado desde la Floresta hasta el Milagro

Este sábado 28 a marchar

Por: Leonardo Montilla
Ciudadanía significa civilidad, democracia, derechos, deberes, formación, educación, dialogo, tolerancia; es un elemento que arropa la urgente necesidad del respeto a los derechos humanos y a los derechos civiles de participación y protagonismo en la solución de la amplia gama de complejidades que los estratos sociales tienen y poseen. Es, en fin de cuentas, una manera novedosa e innovadora de ver lo relativo a la vida en comunidad, con valores plurales, democráticos y humanistas, donde el ser humano sea el centro principal de la acción y de la convivencia, para que las alianzas y encuentros sean un instrumento de liberación y desarrollo social.
En los actuales momentos Venezuela se debate entre civilidad y barbarie; una civilidad que propone el encuentro de todos y todas, que expresa la probabilidad de una visión compartida de país, donde cada quien, según su pensamiento libre y soberano, aporte su mejor concurso para salir de esta curva decadente que padecemos. Para tal fin es importante y urgente el rescate de la vida institucional, hacer que los órganos del poder público del Estado, sobre la base del concepto de separación de los poderes, funcionen y se coloquen al servicio del ciudadano, sin menoscabo de su condición política, religiosa o de cualquier tipo.
 Es por tal motivo que la manera ciudadana y civil de enfrentar la aguda crisis que en todos los órdenes tiene la patria es rescatar mediante el voto masivo la Asamblea Nacional, el poder legislativo que representa la composición del país de acuerdo a sus preferencias mayoritarias; votar y rescatar la Asamblea es enfrentar la visión de la barbarie militarista culpable del estado de anarquía y decadencia en el cual vivimos. Una sociedad herida en sus entrañas, conducida por una manera autocrática de utilizar el poder, como nuestra Venezuela tricolor, debe buscar en el encuentro y enlace de sus integrantes, así como en el rescate de la vida institucional, la solución a los graves dramas existenciales que  padece, desde lo ético hasta lo económico.
La Unidad Democrática del país es un proyecto de encuentro, con la norma constitucional como soporte. El abuso de la élite militar y sus aliados civiles, utilizando los recursos del Estado para engañar y mentir, se ha estrellado nuevamente contra la dignidad y el valor del pueblo que, cansado de este fracaso, proyecto de nuevos ricos que se dicen socialistas mientras acumulan bienes y fortuna, votará para darle un respiro a la democracia venezolana, y para buscarle caminos al bienestar colectivo. Este sábado 28, los patriotas del circuito dos acompañaremos a Conrado Pérez Linares, el candidato del cambio y la esperanza, en la gran marcha que ratificará el triunfo de la decencia y la solidaridad en nuestra región. Vota por la Unidad, abajo y a la izquierda.
@LeoMontilla
- See more at: http://www.diariodelosandes.com/index.php?r=site/columnas&id=1002#titulo

jueves, 12 de noviembre de 2015

La vida en Socialismo es una Harina


La vida en socialismo es una harina

Por: Leonardo Montilla
Hemos sido siempre expresión del discurso que orienta  la necesidad del encuentro de los venezolanos para superar este mal momento que vive Venezuela en manos de la actual elite militar cívica que destruye la convivencia ciudadana y ha colocado al país en la peor crisis política, económica, social y ética de la historia republicana nacional.
La destrucción del modo de vida solidario, plural, descentralizado y democrático que siempre ha existido entre nosotros, parece ser el objetivo final que tiene  la manera de gobernar de esta combinación pseudo-izquierdosa y borbónica, militar-cívico, cuya razón de ser es mantener su status de privilegios que el poder les ha otorgado.
La permanente violación a los derechos políticos y de participación constitucional que hacen, tiene como estrategia la sobrevivencia política. Es lamentable cómo desde la visión autocrática del poder se utiliza la Guardia Nacional para fomentar la represión contra los ciudadanos, que ven violados sus derechos civiles. Conrado Pérez Linares, candidato a la Asamblea Nacional, y su equipo de trabajo del sector Santa Cruz, en Valera, fue esta semana víctima de ese intento de atropello que a diario el gobierno promueve.
Un guion que busca crear un clima de conflicto e inestabilidad para justificar la cada vez más alejada intención de suspender las  elecciones parlamentarias, donde todos los sondeos de opinión pública reflejan que el oficialismo se llevará una absoluta derrota. El próximo resultado de las elecciones en Argentina los tiene aún más desmoralizados y angustiados; así son los procesos de cambio social.
El régimen hace agua; no tiene liderazgo sostenido, el Psuv se volvió una plataforma de negocios y recomendaciones; han perdido el total afecto popular que los acusa directamente de la crisis de hambre que existe. Nadie les cree. La soledad y el fracaso del simulacro del domingo pasado fue otra lección para la elite gubernamental. Maduro pierde cada vez más popularidad. Es el Presidente con más alto índice de rechazo que la república recuerde. Los candidatos rojos son observados con desconfianza. La mayoría se reelige sin ninguna gestión que beneficie a Trujillo, solo con el aval del conflicto interno que padecen. La situación de desabastecimiento, servicios e inseguridad une a los ciudadanos, quienes día a día luchamos por la sobrevivencia, observando cómo la gestión “socialista” solo beneficia  a una camarilla enquistada en el Estado, mientras el país completo hace sudores para no fenecer. La vida en la Venezuela “Bolivarera” se remite a la búsqueda de la comida, de una Harina Pan, de una bolsa de jabón, del tan anhelado pollo, o cualquier producto alimenticio que se encuentre. Este es un gobierno de fracasos, que no ofrece oportunidades de desarrollo a los venezolanos.
La Patria superará estos momentos del oscurantismo y la decadencia; la paz y el encuentro de todos conducirá a despolarizar al país y a derrotar estos malos gobernantes que pretenden eternizarse en el poder en detrimento de las mayorías y para beneficio solo de unos vivos. Es importante votar el 6 de diciembre. Rescatemos la Asamblea Nacional, rescatemos y coloquemos al servicio del pueblo humilde el Poder Legislativo. Conquistemos mejores niveles de vida. Los venezolanos merecemos vivir mejor. Somos un pueblo valiente y de mucha fe. El futuro está lleno de esperanza y mejores momentos. En el circuito dos, Conrado Pérez Linares, Joaquín Aguilar, Carlos Andrés Gonzales y Emilio Fajardo representan esta esperanza colectiva.
@LeoMontilla
- See more at: http://www.diariodelosandes.com/index.php?r=site/columnas&id=969#titulo

jueves, 5 de noviembre de 2015

La verdad siempre vence!


Marcos Montilla, José Karkom y Luis Rojas

Por: Leonardo Montilla
Los representantes de la élite militar-cívica, así como los candidatos del Psuv, llámense candidatos del hambre y la escasez en el estado Trujillo, han emprendido una campaña de amenazas, insultos y descalificaciones contra los líderes populares y alcaldes en ejercicio Marcos Montilla,  José Karkom y Luis Rojas. La pérdida del fervor popular y las encuestas de opinión pública que, además, colocan al presidente Maduro con el más alto índice de rechazo que mandatario alguno haya tenido alguna vez en el país, al igual que los resultados del simulacro electoral, la parálisis de su estructura interna y la anunciada derrota que las comunidades pobres les daremos el 6 de diciembre, los ha llevado a la estrategia del derrotado, aquella que orienta a bloquear todo aquello que pudiese favorecer al enemigo, aun a costa del colectivo ciudadano que al final es el que más se ve afectado.
Los candidatos del hambre y la escasez no tienen propuestas, ni discurso y mucho menos moral para presentarse a los electores del pueblo trujillano. Ahí están las gestiones que desde el Parlamento han realizado en este período que culmina, las cuales en conjunción con el ejercicio gubernamental nacional y regional nos muestran un fracaso total. Trujillo no merece volver a equivocarse. Coloquemos un ejemplo simple. ¿Alguien recuerda cómo se llama el diputado electo por el circuito uno? ¿Para que le sirvió a los trujillanos, a los habitantes de Pampán, Pampanito o Boconó esta gestión de alguien del Psuv que estuvo cinco años en el Parlamento nacional representándolos y ni siquiera sabemos o recordamos cómo se llama, o la gestión del Diputado del circuito dos, cuyo mayor logro fue su nombramiento como sub-contralor nacional?
Ante esta realidad, más la grave crisis económica, no perdonan, sufren día y noche, andan de pastilla en pastilla estos dirigentes psuvistas, ante el éxito y el liderazgo de nuestros alcaldes democráticos, que muestran, a pesar del boicot centralista, una gestión de bienestar colectivo, vinculados totalmente al afecto del pueblo de Carvajal, Valera y Rafael Rangel, respectivamente.
En el caso de Marcos Montilla, su gestión de varios años ha estado caracterizada por el trabajo diario en función de elevar la calidad de vida del pueblo carvajalense, con programas sociales de diferentes matices,  con políticas exitosas de consolidación vial, actividades de promoción y apoyo a la cultura y al deporte, con una visión de desarrollo y oportunidades, y sobre todo, con una gran capacidad de atención a todas las necesidades de sus conciudadanos sin exclusión de ningún tipo. Marcos Montilla, su equipo de gobierno y el Concejo Municipal, presidido por Oswal Peña, trabajan y trabajan. No soportan las élites psuvistas las diferentes derrotas, o pudiéramos decir, palizas, que el pueblo de Carvajal les ha propinado en la tierra de Estovacuy.
Por su parte, José Karkom, nuestro alcalde valerano, y todo su equipo gubernamental, trabajan a full dedicación para rescatar la Valera de siempre, la Valera de las siete colinas, violada y abandonada por los gobiernos del Psuv, sobre todo el último de la estirpe Cabezas, que ha sido la vergüenza total en incapacidad, corrupción, tráfico de influencia y destrozo absoluto de la cuidad. Karkom trabaja a diario, en los barrios, las urbanizaciones, los sectores, avenidas, y en cada rincón del municipio, para buscar la solución a tantos problemas. El drama del botadero de Jiménez, cerrado con premeditación,  es parte de esta estrategia que busca dañar y perjudicar las gestiones locales democráticas.
Con Luis Rojas han sido inclementes. Una alcaldía con déficit presupuestario, con una carga burocrática excesiva, de nóminas fantasmas, no de trabajadores activos, que hace un esfuerzo por sacar adelante su responsabilidad, nóminas de activistas, y con el drama del surtido de agua por la falta de una inversión a gran escala que tiene que ver con la famosa promesa del acueducto. Aún con todas esas dificultades, los alcaldes democráticos están cumpliendo y cumpliendo con la gente. “Lo que hoy seas capaz de sembrar, será lo que mañana cosecharás. Tu futuro depende de lo que realices en tu presente. Eres libre de tus actos, pero no de sus consecuencias”.
- See more at: http://www.diariodelosandes.com/index.php?r=site/columnas&id=955#sthash.iAmDHp0m.dpuf