domingo, 17 de enero de 2016

Cambio, AN

El futuro es el cambio, con la nueva AN

Por: Leonardo Montilla
Si algo ha demostrado la actual situación institucional es el carácter antidemocrático de la cúpula cívico militar que gobierna Venezuela. En un acto de incontables consecuencias para la democracia, la estabilidad política y económica del país, un sector extremista del psuv se niega a reconocer la derrota que el pueblo, cansado de tantas falsas promesas e invocaciones telúricas, les dio el pasado 6 de Diciembre, cuando colocando la alternativa democrática como opción real de poder y generando una nueva mayoría en todos los ámbitos de la conciencia ciudadana, brindo con su participación un nuevo escenario al poder legislativo nacional.
El sector extremista, más militar que cívico, pretende utilizar la naturaleza hegemónica del cual habían hecho gala para irrespetar y saltarse a la torera la constitución y las leyes de la república, elementos normativos que rigen la convivencia nacional.
Utilizando al TSJ y su sala electoral compuesta por activistas militantes del partido de Gobierno, dos trujillanos son la muestra de ello, para estructurar sentencias que dejarían sorprendido a cualquier estudiante de 1er. año de Derecho en materia Constitucional, este gobierno, autocrático y decadente pretende ignorar los parámetros y las competencias que cada rama del poder público tiene de acuerdo al orden constitucional, es decir desde la perspectiva política una especie de golpe de estado institucional, aprovechando la presencia circunstancial de magistrados spress que ilegalmente fueron electos por la anterior composición de la cámara legislativa.
El país y el mundo ve esta actuación, la templanza, la naturaleza democrática de los Venezolanos y de los parlamentarios electos, con precisión y valentía ha evitado y evitara que esto siga a avanzando. La presencia del Dip. Ramos Allup como Presidente de la nueva AN es la mejor decisión que los tiempos reclamaban, confianza y seguridad en nuestro parlamento es el aporte de los ciudadanos, apoyo a las propuestas emblemáticas, a la Ley de Amnistía, a la agenda Parlamentaria en materia de soluciones a la crisis económica  y a la búsqueda constitucional, electoral y pacífica para salir de este gobierno que tiene 16 años hundiendo la patria en su peor momento republicano, político y social.
Los tiempos por venir son los tiempos del cambio, nadie ha dicho que serán fáciles, pero serán, la historia así como los procesos sociales son indetenibles. El modelo político-económico denominado socialismo del siglo XXI, representado por el actual gobierno es un total fracaso, no hay reglón de la vida pública que desmienta, con resultados esta afirmación, su gestión es más pobreza, nulos niveles de vida para el venezolano de a pie, exclusión, corrupción, elites perniciosas vinculadas a extraños quehaceres, crisis de inseguridad, desabastecimiento y falta de oportunidades, ese legado es un total fracaso y por lo tanto el futuro es el cambio.
@leomontilla
- See more at: http://www.diariodelosandes.com/index.php?r=site/columnas&id=1095#titulo

No hay comentarios:

Publicar un comentario