miércoles, 25 de mayo de 2016

MPV


Escritos y Opiniones
Movimiento Progresista de Venezuela
                                             Leonardo Montilla

Las organizaciones con fines políticos en Venezuela de carácter plural y democrático, vienen experimentando una revisión de lo que significa su relación con la comunidad y sus intereses inmediatos, tanto desde la las perspectivas reivindicación social como de su permanente estrategia para convertirse en instrumento de cambio y opción real de poder.
Siempre hemos dicho que los procesos sociales y políticos son cambiantes, son además una manifestación del devenir histórico sobre el cual se ha construido la conciencia colectiva. El sistema de partidos en el país sufrió a finales de los 90, una recomposición de su vigencia, sobre la base de su casi extinción ante liderazgos mesiánicos y los discursos de la llamada anti política, elemento de soporte de más de una aventura perniciosa en el contexto latinoamericano, y que en Vzla tuvo a Hugo Chávez como una elocuente gráfica.
Esa crisis de legitimidad ha venido superando escollos y aunque todavía no expresan la totalidad de su fin inmediato como organizaciones civiles que establecen una relación política entre el ciudadano y el Estado, sus dirigentes y activistas trabajan por recuperar la credibilidad que un día el clientelismo y los errores de conexión con la gente los hicieron casi desaparecer.
Los problemas, las limitaciones, la inseguridad, la crisis ética y económica, el desabastecimiento opresor que vive la república así como la falta de un auténtico desarrollo humano integral están más vigentes que nunca en Venezuela, donde el discurso de la lucha de clases, la exclusión, la corrupción y el autoritarismo han polarizado el ambiente nacional. El resurgir de la participación militante, los líderes locales consolidados, el fortalecimiento de los espacios de opinión, así como los partidos, los tradicionales y los de reciente creación, son parte importante del reacomodo que la sociedad está experimentando. El Referéndum revocatorio instrumento constitucional de participación ciudadana es la bandera que en este momento establece una relación predominante entre el ciudadano y los partidos que trabajan por hacerlo realidad, mientras aquel que defiende la nefasta gestión del Presidente actual se quedan en los laberintos de la soledad y la futura desaparición de su accionar estructural.
En este orden de ideas el Movimiento progresista de Venezuela, organización  política de carácter humanista con amplia visión del hecho democrático se presenta al país como el conjunto de ideas que plantea una democracia progresista, participativa y protagónica, de justicia y de derecho; con una línea dirigencia de primera línea y con la voluntad de cambio demostrada en todos y cada uno de sus actuaciones a lo largo de su activismo.
En el Estado Trujillo un grupo de activistas democráticos, hemos asumido su militancia, cada uno desde la perspectiva de ayudar a los procesos de cambio que avanzan en el país.  El objetivo es darle a Trujillo una fuerza política permanente que sea útil a su desarrollo, que desde nuestro aporte para la salida constitucional sembremos las base para que pronto nuestra región este en buenas manos.

 



No hay comentarios:

Publicar un comentario