jueves, 25 de agosto de 2016

Simon Calzadilla y el MPV Trujillo


Simón Calzadilla y El Movimiento Progresista Trujillo

Por: Leonardo Montilla
Las organizaciones con fines políticos en Venezuela de carácter plural y democrático, vienen experimentando una revisión de lo que significa su relación con la comunidad y sus intereses inmediatos, tanto desde la perspectiva reivindicación social como de su permanente estrategia para convertirse en instrumento de cambio y opción real de poder; sobre todo en los actuales momentos donde la historia y el bienestar del pueblo venezolano está en un punto de definiciones.
Los procesos sociales y políticos son cambiantes, son además una manifestación del devenir histórico sobre el cual se ha construido la conciencia colectiva. El sistema de partidos en el país sufrió a finales de los 90, una recomposición de su vigencia, sobre la base de su casi extinción ante liderazgos mesiánicos y los discursos de la llamada anti política, elemento de soporte de más de una aventura perniciosa en el contexto latinoamericano, y que tuvo a Hugo Chávez como una trágica experiencia.
Esa crisis de legitimidad vivida por el sistema de partidos ha venido superando escollos y aunque todavía no expresan la totalidad de su fin inmediato como organizaciones civiles que establecen una relación política entre el ciudadano y el Estado, sus dirigentes y activistas trabajan por recuperar la credibilidad que un día el clientelismo y los errores de conexión con la gente los hicieron casi desaparecer.
En este orden de ideas el Movimiento Progresista de Venezuela, organización política de carácter humanista con amplia visión del hecho democrático se presenta al país como el conjunto de ideas que plantean una democracia progresista, participativa y protagónica, de justicia y de derecho; con una línea dirigencial de primera línea y con la voluntad de cambio demostrada en todas y cada una de sus actuaciones a lo largo del activismo y de sus posturas.
En nuestra región, en conjunción con otros destacados compañeros como Rubén Darío Araujo, Teófilo Briceño, Yoselín Caro, Nataly Perdomo, Francisco Montilla, Eduardo Linares, Waldo Santaeliz, Miguel Briceño, Wilmer Delgado, Daniela Camacho, Morelis Prada y un nutrido grupo de dirigentes sociales municipales hemos asumido su militancia y estamos desplegando un arduo trabajo en todo el territorio trujillano para que nuestra presencia sea cada vez más activa y útil al objetivo supremo que es la derrota del régimen militar cívico que hunde la patria.
Somos una organización de vocación unitaria, miembros de la Mesa de la Unidad y en este contexto reclamamos la participación en los espacios que nuestro esfuerzo y aporte merece, con el debido respeto por las demás organizaciones democráticas hermanas. Colocamos los intereses soberanos por encima de cualquier circunstancia. Nuestra razón, ser útiles a Trujillo, a la unidad y al cambio social.
El pasado viernes nos visitó el Sec. General Nacional y Vicepresidente de la Asamblea Nacional Simón Calzadilla, quien además representa los nuevos liderazgos emergentes de la Venezuela plural y decente que queremos construir. A pesar de la violencia en moto, sufragada y tolerada por el régimen, el diputado Calzadilla, la MUD Valera y el MPV Trujillo cumplieron a cabalidad todas las actividades previstas en función del Referéndum Revocatorio, instrumento constitucional de participación ciudadana, el cual es la bandera que en este momento establece una relación predominante entre el ciudadano y los partidos que trabajan por hacerlo realidad. Trujillo cuenta con el Movimiento Progresista, a pesar del celo que algunos seguimos avanzando.
@LeoMontilla
- See more at: http://www.diariodelosandes.com/index.php?r=site/columnas&id=1505#titulo

No hay comentarios:

Publicar un comentario