jueves, 22 de septiembre de 2016

Escritos y Opiniones

Día de la Paz

Por: Leonardo Montilla
Ayer 21 de septiembre se celebró el Día Internacional de la Paz o Día de la Paz Mundial. Una fecha, cuyo principal objetivo es el llamamiento a la paz y a la no violencia en todo el mundo, así como el cese al fuego, a las armas. Es una fecha, que la humanidad eleva como símbolo de la tolerancia y la valoración a la vida humana por encima de las diferencias que puedan expresar.
El Día Internacional de la Paz, fue instaurado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en el año 1981, mediante la resolución 36/67. La primera celebración de este día, ocurrió el 21 de septiembre de 1982. Sustentada esta decisión, en el objetivo fundamental del derecho público internacional que busca la armonía entre los diferentes Estados que componen la vida civilizada.
El mundo realiza diferentes actos y jornadas, en las que se exponen las razones fundamentales para el cese del sufrimiento a la que están sometidas miles y miles de personas que padecen las guerras y el dolor en su propia persona. También, se realizan diferentes actos religiosos en honor a todas aquellas personas que murieron siendo víctimas de guerras o de conflictos, y se pide por elevar el comportamiento de los gobiernos que deben velar por la tolerancia, los derechos humanos, la tranquilidad y el bienestar de sus ciudadanos.
La búsqueda de la paz a través del entendimiento que procuran las diferentes organizaciones internacionales existentes, tiene en la Agenda de Desarrollo 2030 de las Naciones Unidas, un instrumento de urgente aplicación; entre estos la superación obligada de la pobreza como proceso, cuyas consecuencias son caldo de cultivo para la confrontación y la desigualdad social y política en diferentes países del mundo.
Es por eso, que el tema elegido para el día en este año 2016, es el de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, elementos constitutivos de la paz.
Los 193 Estados Miembros de las Naciones Unidas, aprobaron por unanimidad los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible en una cumbre histórica de líderes mundiales celebrada en Nueva York en septiembre de 2015. La llamada Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, pide a todos los países que empiecen a trabajar para lograr estos objetivos en los próximos 15 años. Su finalidad como expresamos, es  eliminar la pobreza, proteger el planeta y garantizar la prosperidad para todas las personas.
Los Objetivos de Desarrollo Sostenible son útiles para lograr la paz en nuestros tiempos, pues está unida al desarrollo de factores interdependientes que se refuerzan mutuamente, siempre que se entiendan como una manifestación de bienestar humano.
Venezuela es hoy, víctima de un gobierno que desecha todos estos principios de la vida civilizada, la participación en las instancias internacionales no pasa del mero formalismo discursivo, con el cual pretende justificarse ante el mundo por la dantesca situación de decadencia que ha generado al pueblo venezolano. En estos momentos, cuando el mundo eleva miles de oraciones y conductas por la paz, el gobierno de Nicolás Maduro y sus socios militares recurren al vandalismo como muestra de lo único que les queda que es la violencia, organizando grupos de choque y propulsores de amedrentamiento al mejor estilo fascista, contra quienes reclaman respeto a la constitución.
Desarrollo, equidad, derechos humanos y democracia son elementos de la paz, lo que menos tenemos los venezolanos bajo este gobierno son precisamente estos elementos. La búsqueda de la Paz es otra razón para revocar al peor presidente y al peor gobierno que recuerde la historia patria.

@LeoMontilla

Sigueme en twitter: @LeoMontilla

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada