jueves, 1 de septiembre de 2016

Escritos y opiniones
DIOS BENDIGA LA VIDA

"Amamos la libertad porque nos hace sentir la poesía de la vida, y nunca somos más grandemente humanos como cuando estamos luchando por la libertad." Angeloz.

                                                                                   Leonardo Montilla

La vida, ese milagro maravilloso que Dios nos otorgo tiene, a decir de muchos, diferentes conceptos, distintas maneras de interpretarla,  pero tiene a su vez, una sola razón, la siempre búsqueda del avance individual y del bienestar colectivo. Conocido como uno de los criterios  más difíciles de definir, la vida podría ser descripta como toda forma de existencia que suponga un ciclo de nacimiento, desarrollo, reproducción y muerte, proceso donde los seres humanos en todos los hechos civilizatorios del mundo hemos luchado por la sobrevivencia, el desarrollo y la existencia.
La vida es importante porque nos permite crecer, desarrollar vínculos con otros seres vivos, aprender, conocer el mundo y un sinfín de actividades que ya van más allá de las meras funciones biológicas. La vida es la alegría de estar vivos, de actuar en consecuencia de acuerdo a los parámetros culturales, sociológicos y religiosos que nuestra manera de ser nos permita.
Una de las razones fundamentales del concepto de vida que desde la perspectiva del avance de la humanidad tenemos en la llamada era digital, es la libertad. El ideal de libertad es sin duda uno de los valores universalmente reconocidos y un principio natural al que todos tenemos derecho. Es y ha sido a través de la historia el eje fundamental que le abrió las puertas al pensamiento en sus distintas expresiones y manifestaciones, al avance de las ideas que son el soporte de los logros del ser. En la historia de los Derechos humanos en la Declaración de Derechos de Virginia de 1776 se lee: " Art 1.- Los hombres nacen y permanecen libres e iguales en derechos.
Es decir siempre la libertad ha estado ligada a la vida y la vida misma a los derechos de los seres que habitamos este mundo y donde ese maravilloso milagro siempre ha encontrado tropiezos colocados por el mismo ser humano.
En la era d la digitalización, que a Dios gracias, nos ha tocado vivir, el bienestar de los pueblos es un elemento fundamental de la vida, ese bienestar  del ser en sus distintos parámetros, es lo único que, con mucha fe nos da razones para saber y convencer que la calidad de vida es fundamental, es la libertad y es la felicidad. La ecuación  Desarrollo Humano, calidad de vida y superación de la pobreza, tiene en la democracia, en el respeto a las garantías de seguridad como contrato de convivencia social, en las libertades económicas y en respeto a la constitucionalidad como norma de la relación entre pueblo y Estado su punto de partida y su vigencia en el tiempo. La opción a la vida siempre es en democracia, el gobierno de las leyes por encima del gobierno de los hombres.
La vida es hermosa, el abrir los ojos en la mañana y saber que podemos continuar construyendo futuro, es importante. Saber que Dios está con nosotros es inmensamente reconfortante. Cuidar y velar por nuestros seres amados es gratificante, luchar por recuperar la calidad de vida y un futuro prometedor es una obligación que nos exige la preservación de la libertad que no es otra cosa que la vida en su explendor. Hoy primero de Septiembre Venezuela mostrara al mundo su deseo de vivir, en Paz, en Democracia, en reencuentro y no en Divisiones. La vida es Hoy, Dios proteja Venezuela. Revocatorio es paz
@LeoMontilla





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada