sábado, 19 de noviembre de 2016

Viviendo o sobreviviendo, Vanesa Briceño


VIVIENDO O SOBREVIVIENDO

Por: Vanesa Briceño ( Estudiante de Derecho UVM-Valera)

Ante la actual situación que vivimos los Venezolanos en nuestro amado País, hemos llegado a un punto donde nos preguntamos, ¿estoy viviendo o sobreviviendo?.. Nos encontramos en un País donde los derechos solo han quedado plasmados en la Constitución a la cual los poderes públicos del estado cada día maltratan más y por medio de sentencias del Poder Judicial, como los decretos leyes del presidente, prefirieron con esto dejarla a un lado para actuar con ello a su favor. Donde en vez de derechos, vemos manipulaciones. Cada día somos más vulnerables a esta situación, a tal punto de que el ser humano y tener por esa misma esencia tus derechos propios innatos ya no le importan al Estado, he ahí el por qué se han vulnerado tanto, siendo uno de los países que tiene tratados convenios y pactos internacionales para preservarlos, por la falta de estado de Derecho todo esto ha quedado a un lado, si los Poderes Públicos se apartan de la Constitución de igual forma nos apartan a nosotros.
Las familias Venezolanas cada día sufren más, donde ya no partimos de este mundo por vejez o porque Dios así lo quiere, sino porque no hay insumos ni para tratar  una enfermedad no tan grave como una gripe, como lo esencial que es el alimento diario, conseguir el pan de cada día se ha vuelto un juego de azar, un juego de mesa, donde coloquialmente en vez de hacer mercado decimos: voy a bachaquiar a ver que consigo y terminas arriesgando la vida para por poder llevar  un alimento de la cesta básica a tu casa, donde un gran número de jóvenes ha tenido que abandonar sus estudios, para luchar por conseguir un trabajo y buscar la forma de también hacer llegar un alimento a su hogar, como han tenido que abandonar el País para poder lograr sus sueños, hoy son muchos los profesionales frustrados, los jóvenes con sueños paralizados, y padres tratando de que su hogar no se derrumbe, es aquí donde decimos realmente estamos es sobreviviendo, ¿y qué opina el Ejecutivo sobre esto? su popular discurso es ''que todo es una guerra económica '' con esta respuesta justifica todo y mientras tanto nuestros derechos humanos cada vez se ven más pisoteados. No se nos va el amor por el País pero ciertamente nos desanimamos que ante tal situación el lugar donde nacimos, donde fuimos plantados hoy sea un campo de supervivencia donde obtiene mayor posibilidad de vivir quien está a favor de su pensamiento y su ideología política. Ya no queremos más exclusion, queremos una igualdad donde todos podamos satisfacer nuestras necesidades básicas sin tener que estar a favor de un partido político, donde tu vida vale tanto como la mía, no por un título, no por un cargo público, sino porque SOY UN SER HUMANO Y TENGO DERECHOS, nadie tiene por qué opacar nuestros sueños, ni quitarme mi alimento o mi vida que es mi principal derecho fundamental y el de mi familia. Quiero ser libre de poder hacer con mi vida lo que quiera, de que puedo lograr los anhelos que tengo desde que soy un niño, y que por mi esfuerzo merezco tener lo que quiero y lo que deseo, Tú no tienes por qué quitármelo.
Sé que este es el mensaje que muchos queremos hacerle saber al Poder Ejecutivo y sus poderes aliados, que arde en nuestro corazón pero ya hasta temor sientes de decir lo que piensas porque ante tal corrupción puede correr riesgo tu vida y la de tu familia por decir la realidad, pero algo lamentable es que la verdad a ellos les estorba, les incomoda vulnerando también el derecho a la información que también es un derecho humano. Hoy son tantos los que por dar su opinión se encuentran privados de libertad, muertos, o en persecución, esto no es vida. ¿Cómo podemos realmente vivir si tenemos un miedo profundo por el mañana?, pero ese corazón de Venezolanos que tenemos, esa fuerza que Dios nos ha dado nos hace querer aún más un cambio, y luchar por El, las batallas más difíciles le tocan a los mejores soldados, nos ha tocado esta situación esta lucha, pero rendirse no es una opción, cambiar nuestros valores y principios para ser como ellos tampoco lo es, es tiempo de perseverar, es tiempo de hacer valer tus derechos, es tiempo de unirnos tanto humanamente como espiritualmente, si físicamente no podemos lograr lo que queremos, espiritualmente lo haremos, Si dentro de nuestra lucha colocamos como líder no a un hombre, no a un político sino a Dios, Él nos dará la Victoria! Todo es posible para el que Cree, pero hoy necesitamos Creer primeramente en Dios, en que el Está con nosotros y nos ayudara con su justicia divina, como también creer en nosotros mismos en que también en ese cambio que queremos también somos protagonistas, tú decides que creer si hacerlo en un hombre, en alguien que te ofrece un cargo u otros medios, que en el Todo Poderoso y en ti mismo. Jóvenes no nos rindamos hay mucho por dar, y solo los valientes son los que seguirán luchando. Tus derechos fundamentales seas de un partido u otro valen igual que los míos, y si tu perdiste la verdadera noción de Justicia, de Verdad, de Igualdad es tiempo de volver a tomar un libro, de cambiar tu percepción de la realidad, si queremos defender nuestros derechos humanos seamos cada día mas humanos. Dejemos a un lado el populismo, el dividirnos cada día con más partidos, y seamos personas que luchan por la vida de todos. Si los Poderes públicos están equivocados, están cegados, llevemos nosotros como gran número de habitantes en nuestro país la Verdad y así como dijo Jesús: Conoceréis la verdad y la verdad os hará libres Juan8:32
''Si no hay comida cuando se tiene hambre, si no hay medicamentos cuando se está enfermo, si hay ignorancia y no se respetan los derechos elementales de las personas, la democracia es una cáscara vacía, aunque los ciudadanos voten y tengan Parlamento". Nelson Mandela


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada