miércoles, 25 de mayo de 2016

MPV


Escritos y Opiniones
Movimiento Progresista de Venezuela
                                             Leonardo Montilla

Las organizaciones con fines políticos en Venezuela de carácter plural y democrático, vienen experimentando una revisión de lo que significa su relación con la comunidad y sus intereses inmediatos, tanto desde la las perspectivas reivindicación social como de su permanente estrategia para convertirse en instrumento de cambio y opción real de poder.
Siempre hemos dicho que los procesos sociales y políticos son cambiantes, son además una manifestación del devenir histórico sobre el cual se ha construido la conciencia colectiva. El sistema de partidos en el país sufrió a finales de los 90, una recomposición de su vigencia, sobre la base de su casi extinción ante liderazgos mesiánicos y los discursos de la llamada anti política, elemento de soporte de más de una aventura perniciosa en el contexto latinoamericano, y que en Vzla tuvo a Hugo Chávez como una elocuente gráfica.
Esa crisis de legitimidad ha venido superando escollos y aunque todavía no expresan la totalidad de su fin inmediato como organizaciones civiles que establecen una relación política entre el ciudadano y el Estado, sus dirigentes y activistas trabajan por recuperar la credibilidad que un día el clientelismo y los errores de conexión con la gente los hicieron casi desaparecer.
Los problemas, las limitaciones, la inseguridad, la crisis ética y económica, el desabastecimiento opresor que vive la república así como la falta de un auténtico desarrollo humano integral están más vigentes que nunca en Venezuela, donde el discurso de la lucha de clases, la exclusión, la corrupción y el autoritarismo han polarizado el ambiente nacional. El resurgir de la participación militante, los líderes locales consolidados, el fortalecimiento de los espacios de opinión, así como los partidos, los tradicionales y los de reciente creación, son parte importante del reacomodo que la sociedad está experimentando. El Referéndum revocatorio instrumento constitucional de participación ciudadana es la bandera que en este momento establece una relación predominante entre el ciudadano y los partidos que trabajan por hacerlo realidad, mientras aquel que defiende la nefasta gestión del Presidente actual se quedan en los laberintos de la soledad y la futura desaparición de su accionar estructural.
En este orden de ideas el Movimiento progresista de Venezuela, organización  política de carácter humanista con amplia visión del hecho democrático se presenta al país como el conjunto de ideas que plantea una democracia progresista, participativa y protagónica, de justicia y de derecho; con una línea dirigencia de primera línea y con la voluntad de cambio demostrada en todos y cada uno de sus actuaciones a lo largo de su activismo.
En el Estado Trujillo un grupo de activistas democráticos, hemos asumido su militancia, cada uno desde la perspectiva de ayudar a los procesos de cambio que avanzan en el país.  El objetivo es darle a Trujillo una fuerza política permanente que sea útil a su desarrollo, que desde nuestro aporte para la salida constitucional sembremos las base para que pronto nuestra región este en buenas manos.

 



jueves, 19 de mayo de 2016

Escritos y Opiniones
El Desarrollo Humano local, un intento para la emancipación
 Leonardo  Montilla

La estrategia del Desarrollo Humano sostenible local pretende combatir la pobreza y elevar las posibilidades de vida en nuestros países. Pretende ser el sustento teórico y programático de cualquier estrategia que desde lo cotidiano eleve la incidencia de los ciudadanos en lograr mejores condiciones de avance social, político y económico. Este concepto  se entiende  como la lucha popular para ampliar la gama de opciones de las personas, brindándoles mayores oportunidades de educación, atención médica, empleo e ingresos, abarcando el aspecto total del empoderamiento propio, desde su comunidad  y desde lo que el papa Francisco llama Nuestra casa común.
 La ecuación  Desarrollo Humano, calidad de vida y superación de la pobreza, tiene en la democracia, en el respeto a las garantías constitucionales como contrato de convivencia social, en las libertades económicas y en respeto a la constitucionalidad como norma de la relación entre pueblo y Estado su punto de partida y su vigencia en el tiempo. La opción a la vida siempre es en democracia, el gobierno de las leyes por encima del gobierno de los hombres.
En los diferentes informes anuales del PNUD, se orienta a tratar estos temas, como  la necesidad de adoptar una concepción integral sobre este proceso socioeconómico que vive la mayoría de los pueblos latinoamericanos y que ha aumentado ante el estrepitoso fracaso de la los gobiernos de la llamada izquierda corrupta y militarista. Tomando en consideración estas premisas políticas que nos hablan de vivir en democracia y tolerancia para poder conquistar caminos para elevar la calidad de vida y el encuentro social, lo que ocurre en Venezuela es propio del comportamiento de la elite militar cívico que ha llevado al país a la total ruina en un mar de desigualdad, carencias, inseguridad y corrupción.
Desde la perspectiva del concepto de Desarrollo Humano sostenible  Local, la pobreza no es solamente la falta de ingreso particular, ni un estado personal, es un proceso de mayores complejidades que abarca relaciones en lo social, en lo político y en lo económico, igualmente los pobres no son vistos, en este concepto, como  victimas pasivas, sino protagonistas en la búsqueda de la superación de dicho proceso.
En Venezueal el tema del desarrollo regional y local adquirió una mayor importancia a raíz de las reformas político-territoriales de la Descentralización iniciadas en 1989. El PNUD inició en 1999 la validación de una estrategia para el Desarrollo Humano Sostenible Local (DHSL) que se extendió por cuatro años a 22 municipios de Venezuela. Esta estrategia dio como resultado la producción de un conjunto de orientaciones conceptuales y de herramientas metodológicas dirigidas a facilitar la puesta en marcha del DHSL. Herramientas que en muchos casos duermen el sueño del olvido centralizador que el régimen autocrático actual le dio.
La estrategia del DHL constituye una forma sistemática de intervenir en las comunidades pobres ampliando las oportunidades de las personas mediante la capacitación y la organización para el desarrollo local, fomentando simultáneamente la concertación de los diversos agentes de desarrollo para el aprovechamiento de las fortalezas de las condiciones sociales, culturales, económicas, ambientales y políticas de los territorios federales. Esto será solo posible si existe un gobierno de pluralidad, respeto y que haga valer la constitución.
Nuestra Carta Magna cuenta con varios mecanismos que facultan al pueblo a tener la última palabra frente a situaciones como la que padece la república. Pero no nos encontramos en una democracia funcional sino en una autocracia arbitraria y militarista. Por eso, en la actual realidad de Venezuela, la activación y éxito de tales mecanismos constitucionales para resolver la crisis sólo podrá lograrse si los ciudadanos participamos activamente en el reclamo diario contra este ineficaz gobierno, el desarrollo local tiene entre sus valores la participación política conciente y consecuente de los ciudadanos, el referéndum es ya un sentimiento nacional  ante una izquierda ruin y fracasada que pretende llevarnos por los caminos de la violencia y la desigualdad. si hay opciones, la participación popular es fundamental.
@LeoMontilla

                                                                          

viernes, 13 de mayo de 2016

MUSICA LENTA ROMANTICA INSTRUMENTAL PARA ENAMORADOS, BOLEROS, BALADAS, M...

#FueraMaduro


Referéndum YA

Por: Leonardo Montilla

Las últimas semanas han sido de permanente expectativa ante el éxito que genero el primer paso de la convocatoria ciudadana al referéndum revocatorio consagrado en el artículo 72 de la Constitución Nacional.
El gobierno ha ideado una estrategia que busca desmovilizar a los firmantes para crear una especie de anomia que desmotive al pueblo que con valor y sobrada decisión invoco dicho artículo para darle una salida constitucional, electoral y pacifica a la degradante crisis que padece la república.
Entre esas estrategias esta la demora que el CNE está dando para dar respuesta a la continuidad de proceso refrendario. El comportamiento sesgado de la mayoría del directorio del CNE, llamada genialmente por el Dip. Ramos Allup “Las Comadres” es absolutamente inconstitucional y está dentro del conflicto de poderes que se ha planteado la elite militar cívico para intentar mantenerse ilegítimamente en el poder.
Henrique Capriles y el resto de la dirigencia demócrata del país, consciente del papel histórico que le corresponde han dicho que la participación de los venezolanos en todas las actividades cívicas que busquen salvaguardar y recuperar la democracia desde la perspectiva ciudadana es importante y necesaria. El pueblo de Venezuela, demócrata convencido, asumió la vía electoral e institucional para solucionar nuestros problemas y le otorgó a la Unidad un claro mandato. Con una victoria sin precedentes el pasado 6 de Diciembre,  colocando la Asamblea Nacional al servicio del país entero. La ciudadanía construyó una mayoría popular de la Asamblea Nacional para iniciar el tan necesitado cambio. La respuesta de la cúpula corrupta que mantiene secuestradas las instituciones de nuestro país fue ignorar el grito de nuestro pueblo, ha sido la amenaza, mayor corrupción y la violación sin precedentes en los antecedentes republicanos  a la norma constitucional.
 Nuestra Carta Magna cuenta con varios mecanismos que facultan al pueblo a tener la última palabra frente a situaciones como estas. Pero no nos encontramos en una democracia funcional sino en una autocracia arbitraria y militarista. Por eso, en la actual realidad de Venezuela, la activación y éxito de tales mecanismos constitucionales para resolver la crisis sólo podrá lograrse si los ciudadanos participamos activamente en el reclamo diario contra este ineficaz gobierno.

Ayer estuvimos entregando un documento al CNE, todo el país se movilizo, la voluntad del pueblo es indetenible, la lucha por el referéndum será constante. Unidad por delante.
@LeoMontilla

lunes, 9 de mayo de 2016

A Esto nos trajo el peor Gobierno y el peor presidente


A esto nos trajo el peor gobierno y el peor presidente

Por: Leonardo Montilla
El país continua hacia el caos total, el gobierno, o mejor dicho la elite militar cívico que ha colocado a la nación  en la punta del precipicio, presa hoy del miedo, ante el evidente rechazo popular expresado en la primera fase del proceso refrendario, están como diría un adagio popular ”a punta de brinquito”
Nicolás Maduro, quien tiene la responsabilidad  en la peor crisis económica, política, social y moral que la República recuerde, luce solitario, débil, sin mayor apoyo que aquel que genera el clientelismo gubernamental; en el escuálido acto del primero de Mayo donde anuncio más inflación, no asistieron ni la mitad de la dirección política del Psuv, no estaban ni la mayoría de los ministros; el barco se queda solo.
Distintos sondeos de opinión pública muestra que 90% de la población considera que la situación del país es negativa y que la popularidad de Maduro, heredero político de Hugo Chávez cayó a su nivel más bajo mientras que Hinterlaces, una encuestadora considerada afín al actual gobierno, afirma que la población continua distanciándose del proyecto bolivarero.
Existe una absoluta correlación entre la percepción de crisis económica y la caída en la popularidad de Maduro, no solo por lo que ha hecho, sino por lo que no ha hecho, resolver la escasez y la inflación, la cual es peor cada día y por lo que ha dicho que va a hacer y no hace, ya es hasta un chiste popular, “anuncio, lo que dije que anunciaría en el anuncio”. La figura del presidente no genera a los venezolanos, sobre todo a quienes aún continúan a su lado, expectativas de atender y/o resolver el drama social que vive Venezuela.
Mientras eso ocurre, en la medida que avanzan los días la dura realidad de la sobrevivencia hace cada vez más difícil el desarrollo de un país que lucía como inmensamente adecuado para los grandes desarrollos, inversión y avance en los niveles de calidad de vida de sus ciudadanos. Aunque no existen cifras oficiales actuales, el deterioro de la calidad de vida es total; todo cuesta más que ayer, en supermercados  y en abastos los estantes están  vacíos, amen de la tortura que significa la crisis del sector eléctrico cuya causa principal son los niños de la corrupción, el ambiente se enrarece minuto a minuto. Unido a esto la inseguridad gana terreno.
En el estado Trujillo al igual que en los demás estados, la situación de inseguridad ciudadana es duramente dramática, Valera y las demás ciudades y pueblos de la región lucen abatidos por la sensación de intranquilidad, robos en busetas, asaltos en moto, arrebatos, asesinatos, zonas tomadas por el hampa, robos de carros, extorsión, policías cómplices son el pan nuestro de cada día.  Mientras las políticas oficiales que por competencia constitucional les otorga la norma de resguardo y tranquilidad para con la población no aparecen, no existe o sencillamente no las cumplen en esa anomia en la que se encuentra el gobierno regional y la mayoría de las instituciones del poder público trujillano.
Echemos un vistazo a las paradas o a las calles de nuestras ciudades a golpe de 4, 5 o 6 de la tarde, para que veamos el acto de desespero de la comunidad, de nuestros vecinos, de nosotros mismos de retornar de la manera que sea al hogar, sintamos como padres  angustia cuando los hijos están en la calle bien sea trabajando o estudiando, o simplemente escuchemos la diaria y continua historia nuestra o de alguien amigo de cómo nos roban nuestros bienes y nos amenazan la vida. A esto nos trajo el peor gobierno y el peor presidente que hemos tenido en la historia republicano, revocarlo más que una necesidad institucional y constitucional es una urgencia para preservar la existencia.
@LeoMontilla
- See more at: http://www.diariodelosandes.com/index.php?r=site/columnas&id=1334#sthash.G4k4dF3C.dpuf