lunes, 3 de marzo de 2014

LLamado al Dialogo

Agitación en Venezuela: Pillay exhorta al respeto de los derechos humanos y al fin de la retórica inflamatoria

GINEBRA – La Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navi Pillay, condenó los actos de violencia ocurridos en Venezuela en el trascurso de las últimas semanas e instó al Gobierno a velar por el respeto a la libertad de expresión y de asociación.
“La continua retórica inflamatoria de ambos lados es completamente inútil”, enfatizó Pillay. “Es hora de renunciar al uso de la violencia y dar un paso más allá de la agresión verbal hacia el diálogo significativo. La crisis sólo se resolverá si se respetan los derechos de todos los venezolanos”.
Pillay también expresó su profunda preocupación ante las informaciones recibidas sobre el uso excesivo de la fuerza por parte de las autoridades en respuesta a las manifestaciones de protestas, incluso las que se llevaron a cabo este jueves en Caracas.
La Alta Comisionada condenó rotundamente la violencia que ha llevado a muertes y heridos, independientemente de quién haya sido el responsable. En tal sentido, hizo un llamado a todas las partes a renunciar al uso de la violencia.
Unas 140 personas han resultado heridas y 13 han perdido la vida, de acuerdo a la Fiscal General de la República.
La Alta Comisionada señaló que 11 funcionarios de la policía y los servicios de inteligencia han sido arrestados en conexión con los hechos de violencia durante las protestas, a la vez que urgió a que se lleve a cabo una investigación completa, independiente e imparcial en todos los casos de muertes y heridos, y a que los responsables comparezcan ante la justicia.
“Estoy preocupada por el gran número de personas han sido arrestadas, así como por los informes que indican que algunas se encuentran recluidas en régimen de incomunicación. Exhorto a las autoridades a asegurarse de que nadie sea penalizado por ejercer sus derechos de asociación pacífica y libertad de expresión”, dijo Pillay.
“Quienes estén detenidos simplemente por ejercer estos derechos deben ser liberados inmediatamente. Todos los casos de detención deben seguir los estándares internacionales del debido proceso”, destacó Pillay.
“La adopción de medidas concretas por parte de las autoridades, incluidas la investigaciones completas e independientes, la liberación de los manifestantes pacíficos que están detenidos y el desarme de los grupos armados, contribuirían significativamente a atenuar las tensiones y a solidificar el camino para salir de la crisis”, expresó la Alta Comisionada.
Pillay recalcó que el Gobierno de Venezuela debe asegurarse que los efectivos de las fuerzas armadas actúen de acuerdo a estándares internacionales en todo momento y bajo toda circunstancia.
La Alta Comisionada expresó que su oficina seguirá de cerca la situación en el país y que se encuentra lista para colaborar con el Gobierno en el cumplimiento de las obligaciones de Venezuela bajo los tratados internacionales de derechos humanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario