sábado, 28 de febrero de 2015

Comunicado




COMUNICADO
ASESINATO BAJO LAS ARMAS POTENCIALMENTE MORTALES 
25.02.2015

El ​vil asesinato del estudiante de 14 años de edad Kluiberth Ferney Roa a manos de la Policía Nacional Bolivariana el 24 de febrero de 2015 en la ciudad de San Cristóbal, demuestra una vez más la precaria situación de los DDHH en nuestro país y la inacción del Estado venezolano como supuesto garante de estos derechos. 

El derecho a la manifestación, la prohibición del uso de armas y sustancias tóxicas que pongan en peligro la vida de los manifestantes son normas permanentemente violentadas por los representantes del Estado. 

Rechazamos las declaraciones del ministro de educación y de la ministra de la defensa al hacer ver este asesinato como un hecho aislado, excepcional y cuya responsabilidad recae únicamente en un funcionario policial, cuando el crimen ha tomado por asalto las calles de Venezuela y el número de homicidios de estudiantes, víctimas de la vesania policial, ha alcanzado dimensiones sin precedentes en el país y en el hemisferio. 

Se trata de nuevo de un niño indefenso, uno más en la ola de atentados contra jóvenes. En este caso el muchacho intentó protegerse de la arremetida policial corriendo para proteger su seguridad y salvar su vida, lo que parece haber trastornado a policías alimentados de un odio inexplicable contra la juventud y contra quien se atreva a disentir de las autoridades en ejercicio pacífico y legal de sus derechos. 

Es doloroso constatar cómo se han hecho usuales las condenas emanadas de representantes del poder público desconociendo en forma aviesa el derecho ciudadano de libre expresión y el derecho natural a la justicia, así como también de condenar los graves problemas que atormentan a nuestra sociedad en todos sus estamentos sociales y económicos. 

El país ha retrocedido gravemente en materia de DDHH, tanto como el mundo civilizado no hace sino lograr avances en esa dimensión. Los actos de violencia contra la población violan sistemáticamente los pactos internacionales suscritos por Venezuela en resguardo de los derechos humanos, pero en lugar de castigar a los victimarios, los cuerpos policiales prefieren ensañarse contra las víctimas. 

Son ya 50 los homicidios espeluznantes cometidos desde el 12 de febrero de 2014, en mayoría jóvenes estudiantes y profesionales. El gobierno debe entender y aceptar que su discurso confrontacional, violento, su incitación al odio, sus constantes acusaciones contra disidentes democráticos no sustentadas en pruebas y su deliberada división de Venezuela en partes irreconciliables, está en la base de esta desgracia homicida que abruma inmerecidamente a nuestra agobiada patria. 

Fenasopadres exige que se esclarezcan y castiguen las posibles responsabilidades de funcionarios de los despachos de relaciones interiores y defensa en la ejecución de estas acciones que van contra lo más sagrado de nuestra sociedad. 

A los padres, hermanos, familiares, amigos de Kluiberth Roa les expresamos nuestro más cálido y sentido pésame. Con la certeza del afecto y el dolor de las miles de familias que representamos, les comunicamos nuestra certeza de que el recuerdo de este valiente muchacho será guardado en lo más hondo del corazón de la mejor Venezuela. 

FEDERACIÓN NACIONAL DE SOCIEDADES DE PADRES Y REPRESENTANTES

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada