HEBERT LOBO.


Escritos y Opiniones
Hebert Lobo
“La Universidad es fibra, conocimiento y sueños para la grandeza en libertad”
                                                                          Leonardo Montilla
La situación  de las principales universidades del país, tanto las privadas como  las autónomas es cada vez más grave. La Universidad Venezolana es el reflejo del país, por lo tanto no se excluye de la dinámica social, política y económica por la que atraviesa la república. Es así como  se resiste a entrar en  sintonía con el modelo educativo y el proyecto de país que se plantea gubernamentalmente el oficialismo militarista que ve en la universidad y el conocimiento una amenaza permanente.
Estas diferencias han creado una confrontación permanente basadas en las diferencias que han llevado al gobierno, por un lado, a dirigir acciones, la mayoría de carácter violentas, para tratar  de alinear la educación superior Venezolana con ese fracasado proyecto socialista que expresan y por el otro, a las universidades libres a tratar de sostener su propio modelo, basándose en su autonomía y  en la naturaleza democrática del libre pensamiento.
El resultado ha sido un continuo enfrentamiento a lo largo de estos últimos  16 años, el cual se manifiesta a partir de la postura de las universidades autónomas, al considerar que el plan del gobierno constituye una injerencia en asuntos internos universitarios, y representa un atentado contra la autonomía consagrada a la universidad venezolana constitucionalmente.
Sobre esto cada vez que el llamado Ministerio del poder popular para la Educación habla, manifiesta  que las políticas para la educación universitaria del Ejecutivo Nacional se fundamentan en un modelo de universidad “ideologizante” contrario a la libertad académica y la autonomía universitaria.
Se pretende establecer un proyecto de ajuste ideológico que vincule a la Universidad con lineamientos establecidos en el plan de la patria y se sustenta en la llamada ética socialista. El fin es transformar a las Universidades en parte del aparato ideológico gubernamental, que convierta la pluralidad del conocimiento y el pensamiento en simples repetidores de esquemas superados por la evolución de la civilización y por las nuevas tendencias del pensamiento Universal. Ejemplo de esto es el llamado ministerio del poder Popular para la ciencia y la tecnología (Fundacite) que es la máxima vergüenza nacional en producción de investigación y aportes al desarrollo de la ciencia como se hace llamar.
El Cerco Económico que insensatamente el Gobierno militarista, hoy ya no se sabe de quién, si de Maduro o Padrino López, ha colocado contra la universidad Venezolana, así como los grupos para militares que actúan en el extremo de la violencia, son un atentado contra la juventud Venezolana. El país reclama paz, cordura y atención a la histórica Universidad libre, democrática y autónoma Venezolana.
Recientemente utilizando los mecanismos democráticos de su condición autonómica, la Universidad de los Andes designo al Dr. Hebert Lobo, profesor Titular de nuestra máxima casa de Estudios en los Andes Venezolanos como Vicerrector Decano del Nucleo Universitario Rafael Rangel, extensión de la ULA en el Estado. Una acertada y muy digna decisión que coloca al frente del proceso Universitario regional a un convencido autonomista y académico de gran talante democrático. Hebert Lobo es una figura que enaltece la institución universitaria y siempre ha colocado su postura al servicio de las mejores causas del desarrollo regional. Como universitario y como ciudadano manifestamos nuestra satisfacción por este esfuerzo en darle al Núcleo de Trujillo, victima hoy del cerco violento y económico del militarismo oficial, una presencia ajustada a las necesidades transformadoras que el país reclama. La Universidad es conocimiento, compromiso y libertad.  Adelante amigo Hebert, Trujillo cuenta contigo.

@LeoMontilla

Comentarios

Entradas populares de este blog

Elecciones Regionales