Este Sabado todos con Conrado desde la Floresta hasta el Milagro

Este sábado 28 a marchar

Por: Leonardo Montilla
Ciudadanía significa civilidad, democracia, derechos, deberes, formación, educación, dialogo, tolerancia; es un elemento que arropa la urgente necesidad del respeto a los derechos humanos y a los derechos civiles de participación y protagonismo en la solución de la amplia gama de complejidades que los estratos sociales tienen y poseen. Es, en fin de cuentas, una manera novedosa e innovadora de ver lo relativo a la vida en comunidad, con valores plurales, democráticos y humanistas, donde el ser humano sea el centro principal de la acción y de la convivencia, para que las alianzas y encuentros sean un instrumento de liberación y desarrollo social.
En los actuales momentos Venezuela se debate entre civilidad y barbarie; una civilidad que propone el encuentro de todos y todas, que expresa la probabilidad de una visión compartida de país, donde cada quien, según su pensamiento libre y soberano, aporte su mejor concurso para salir de esta curva decadente que padecemos. Para tal fin es importante y urgente el rescate de la vida institucional, hacer que los órganos del poder público del Estado, sobre la base del concepto de separación de los poderes, funcionen y se coloquen al servicio del ciudadano, sin menoscabo de su condición política, religiosa o de cualquier tipo.
 Es por tal motivo que la manera ciudadana y civil de enfrentar la aguda crisis que en todos los órdenes tiene la patria es rescatar mediante el voto masivo la Asamblea Nacional, el poder legislativo que representa la composición del país de acuerdo a sus preferencias mayoritarias; votar y rescatar la Asamblea es enfrentar la visión de la barbarie militarista culpable del estado de anarquía y decadencia en el cual vivimos. Una sociedad herida en sus entrañas, conducida por una manera autocrática de utilizar el poder, como nuestra Venezuela tricolor, debe buscar en el encuentro y enlace de sus integrantes, así como en el rescate de la vida institucional, la solución a los graves dramas existenciales que  padece, desde lo ético hasta lo económico.
La Unidad Democrática del país es un proyecto de encuentro, con la norma constitucional como soporte. El abuso de la élite militar y sus aliados civiles, utilizando los recursos del Estado para engañar y mentir, se ha estrellado nuevamente contra la dignidad y el valor del pueblo que, cansado de este fracaso, proyecto de nuevos ricos que se dicen socialistas mientras acumulan bienes y fortuna, votará para darle un respiro a la democracia venezolana, y para buscarle caminos al bienestar colectivo. Este sábado 28, los patriotas del circuito dos acompañaremos a Conrado Pérez Linares, el candidato del cambio y la esperanza, en la gran marcha que ratificará el triunfo de la decencia y la solidaridad en nuestra región. Vota por la Unidad, abajo y a la izquierda.
@LeoMontilla
- See more at: http://www.diariodelosandes.com/index.php?r=site/columnas&id=1002#titulo

Comentarios

Entradas populares de este blog

Elecciones Regionales