jueves, 20 de julio de 2017

Graficas

UVM Escuela de Derecho

 Leonardo Montilla-Marcos Montilla-Simon Calzadilla-Nataly Perdomo
 Leonardo Montilla, Hebert Lobo, Ali Quintero, Jose Hernandez, WilfredoAlvarez, Libio Rondon




 Guillermo Montilla- 
                                                

Acuerdo de convivencia

Un acuerdo de convivencia

Por: Leonardo Montilla
El pueblo de Venezuela ratificó el pasado domingo 16 de julio su absoluta naturaleza democrática, la cual quedó demostrada con el contundente y masivo rechazo, que sin miedo alguno, le hicimos al régimen monárquico de Maduro, quien ha pretendido como herencia de su mentor, imponer un sistema de vida donde los derechos ciudadanos, las oportunidades y la calidad de vida no existan. Venezuela en todo su esplendor brilló el domingo pasado en una protagónica jornada que expresa el deseo mayoritario y popular de salir de esta dantesca crisis en paz, constitucionalmente y electoralmente.
Es así como la lectura de los hechos hasta ahora acontecidos y que son parte de un proceso de lucha social y política que ya nos lleva 18 años en el calendario, deben interpretarse como corresponde, como parte de la acumulación de las insatisfacciones de la sociedad venezolana contra quienes han conducido la patria a su peor momento como república. Es decir este gobierno que es continuidad de Hugo Chávez debe salir por la decisión soberana de todo un pueblo que los rechaza; que está además convencido que todos nuestros males son producto de la corrupción, el despilfarro, los negocios, el egoísmo y la condición fascista, autocrática y abusiva de quienes en nombre de lo que pretensiosamente llaman “revolución” han dejado como gestión pública.
A la crisis de hambre y escasez se le une la crisis de constitucionalidad producto de la mala intensión de atornillarse en el poder de una cúpula militar cívica que nada tiene que aportar al país y su futuro. Esta élite gubernamental se aferra a su propuesta de la fraudulenta constituyente; sin entender que el país jamás podrá tener gobernabilidad en ese contexto, sólo el desespero de sentirse sin apoyo popular, además de los vivos que están detrás de los jugosos negocios y las amoldables bayonetas les atienden esa descabellada idea. El barco se les hunde y muchos ya huyen. El paro cívico de hoy, el nombramiento de los nuevos magistrados, la conducta de la Fiscal apegada al texto constitucional son hechos demasiados imponentes ante un gobierno moribundo y solitario.
Ahora bien en este punto de quiebre en que nos encontramos, la Asamblea Nacional, poder legislativo altamente legitimado por el voto popular, la Mesa de la Unidad Democrática como espacio de unidad política-estratégica al igual que los demás factores y líderes populares, están conduciendo los procedimientos de acuerdo a lo que la realidad y la dinámica política exige; tomando en consideración el enorme apoyo popular a la idea central que no es otra que la salida de este nefasto gobierno por vías pacíficas, constitucionales y electorales. Sin abandonar la presión de calle, la cual es protagonizada fundamentalmente por la heroica juventud venezolana, actuando a plenitud en todos los escenarios que podamos, se impone la unidad mayor, la unidad en lo afectivo, la unidad en todas las actuaciones, esa unidad que nos coloca inclusive al lado de lo que han denominado el chavismo disidente, una unidad completa, donde la visión de un país libre y el rescate de la Constitución sea el foco del día a día.
Es en ese sentido que nada nos está negado, los pueblos y sus líderes buscan caminos, los acuerdos, las conversaciones y negociaciones en el buen sentido de la palabra no son pecados en situaciones de violencia y quiebre social. La ciencia política nos señala la rigurosidad científica de los escenarios que buscan dar respuesta a las necesidades de los pueblos; en este momento la necesidad de Venezuela es salir con urgencia del peor gobierno y del peor presidente que recuerde la historia republicana. Un gran resultado de esta gesta historia que protagoniza el pueblo venezolano será el cambio de gobierno, la realización de elecciones libres, el rescate y la vigencia de la Constitución de 1999 y un gran acuerdo de convivencia, sin impunidad y con profunda justicia social.
@LeoMontilla

lunes, 17 de julio de 2017

amigos

Amigos de muchos años, de la vida, amigos formados al tenor de las luchas sociales y políticas; desde el MAS d nuestros tormentos como lo describió Cabrujas. Hoy luchamos como toda siempre por la paz, la democracia y la constitución.

jueves, 13 de julio de 2017

Mi amigo D Paola


Mi amigo Víctor Hugo

Por: Leonardo Montilla
Existen seres humanos que marcan vidas, es decir su comportamiento, conducta y afecto, señalan caminos de amistades que duran hasta la eternidad. Así es que podemos describir a nuestro amigo Víctor Hugo de Paola, quien hace ocho días dejó el mundo terrenal para  entrar en el recuerdo perenne que deja su obra y su estirpe.
Conocimos a Víctor Hugo en los avatares del viejo MAS, hombre culto, de formación consolidada al tenor de las luchas sociales; militante de esos que hacen de la vida un peregrinar quijotesco en función de los mejores sueños para el bienestar de todos. Trujillano, carachero de Loma de Bonilla y larense por estudios cumplidos en esa tierra; siempre recordaba con orgullo su origen local, le gustaba decir “los trujillanos somos así”.
Víctor Hugo de Paola fue militante comunista, (cuando los comunistas eran serios), protagonizó la renovación de las ideas progresistas, que lo llevó junto a Teodoro y Pompeyo a construir un nuevo concepto de vida democrática desde la justicia social. Parlamentario, fue jefe de la fracción parlamentaria del MAS por años, dirigente, poeta y amigo de altos kilates.
De él comprendimos el sacrificio de la constancia, la irreverencia de las opiniones aún en contra del mundo mismo, siempre fue vertical; su vida en el escenario partidista fue  sustentada en las ideas, se opuso y enfrentó con vehemencia el apoyo del MAS a Chávez, igualmente enfrentó el actual régimen desde todos los espacios donde tuvo oportunidad. Escritos de fino verbo, conversador de los mejores. Sus libros son de lectura casi obligada en las escuelas de Ciencias Políticas y en todo aquel que quiera saber de la historia política contemporánea.
Recorrió inmensas páginas en periódicos, libros, textos donde plasmó su pensamiento, su dedicación al estudio a la lectura y a la buena música, idolatró a Mayita, una mujer de líricas convicciones existenciales, acumuló el afecto y el respeto de quienes lo conocimos y de quienes lo quisimos mucho.
El tiempo de Dios nos da el milagro de la vida e igualmente nos coloca el momento de la partida. Los amigos entrañables, aquellos que nos dejan huella, enseñanza, el recuerdo de su afecto y solidaridad no desaparecen. Anoche conversamos con Mayita, su compañera de vida, su apoyo, a ella nuestra solidaridad y admiración de siempre; Víctor Hugo es una referencia moral y política que la fuerza popular de Venezuela impondrá ante la barbarie de estos tiempos. De las satisfacciones de la vida personal poder guardar su amistad y tantas horas de hechos, actividades y gratas conversaciones juntos.
@LeoMontilla

jueves, 29 de junio de 2017

UNIDAD: Henry Ramos y Simón Calzadilla en Valera

Henry Ramos y Simón Calzadilla en Valera

Por: Leonardo Montilla
Para hoy jueves 29 de junio, está planteado en la región la visita de los diputados Henry Ramos y Simón Calzadilla. La misma se enmarca dentro del esfuerzo del parlamento nacional en defender la Constitución, rescatar la institucionalidad, denunciar la constituyente fraudulenta y evitar que el Estado policial se imponga por encima de la naturaleza democrática de los venezolanos.
Dos figuras de relieve nacional cuya gestión política ha sido reconocida por todos; con valor y cumpliendo a cabalidad la misión que les encomendó el pueblo venezolano, Henry Ramos y Simón Calzadilla representan el esfuerzo de la civilización por evitar que la visión grotesca del autoritarismo tiránico nos lleve al peor de los mundos. El parlamento nacional, poder legislativo establecido en la Constitución, poder de alta legitimidad de origen, más de siete millones de votos, enfrenta en este momento los embates de la satrapía enquistada en Miraflores. Hace dos días veíamos como un militar fascista, al mejor estilo de los gorilas del cono sur agredía al actual presidente de la Asamblea Nacional Julio Borges, sin el mínimo respeto por la convivencia ciudadana. Una bufonada que al igual que el cuento del helicóptero robado, no buscaba sino distraer la opinión pública ante la brutal sentencia del TSJ  donde le quitan inconstitucionalmente parte de las competencias al Ministerio Público, otro acto del golpe de Estado continuado que la izquierda fracasada está realizando para su triste historia.
Los diputados nacionales conjuntamente con nuestros parlamentarios regionales, con la dirigencia de la MUD y con el pueblo en la calle recorrerán varios municipios del estado Trujillo. Ante la crisis económica y la crisis institucional la fuerza popular que clama cambio social se mantiene y continúa sumando voluntades. Desde Valera, Pampán, Trujillo, Boconó y Campo Elías, así como a través de los distintos medios de comunicación, los trujillanos acompañaremos al parlamento nacional en este esfuerzo por el rescate de la patria. El gobierno de la decadencia, del abuso del hambre y miseria no podrá imponer su visión fascista de la historia y del futuro. Bienvenidos diputados.
El peligro de una vida distinta: La operación política que desde la presidencia de la república se intenta establecer para destruir la propia constitución, con la llamada constituyente corporativa o fascista sólo puede ser entendida como parte del concepto hegemónico de la vida pública que una izquierda fracasada pretende imponer para atornillarse en el poder a costa de la destrucción de un país que los rechaza totalmente y como la negación del objetivo supremo del Estado como tal. La situación planteada con el golpe de Estado continuado, elaborado y estructurado por la írrita interpretación y postura política de la sala constitucional del TSJ, así como la referida propuesta presidencial “constituyentista” ha colocado nuevamente a la luz pública la visión del Estado monárquico sin derechos ciudadanos que plantea esta izquierda borbónica cuya razón de existencia fue destruir las posibilidades de avance y desarrollo colectivo de un país que tuvo todos los recursos necesarios para tal fin. El gran culpable Hugo Chávez quien abrió las compuertas de un estilo gubernamental nada consonó con la libertad, la tolerancia y la democracia.
@LeoMontilla