Ir al contenido principal

martes, 9 de julio de 2013

”EL ERRADO CONCEPTO DE LA "ANTI POLÍTICA"

Gonzalo González

No sé cuando se acuño el concepto Anti política, solo recuerdo que su uso se popularizo en la última década del siglo XX y con el se designa a los outsiders, a quienes transitan en regímenes democráticos vías no pacíficas, no republicanas o políticamente incorrectas de acuerdo a los códigos del Status Quo vigente, a la intervención de los medios de comunicación en política a la participación de ONS en la misma. Es también una forma de designar a los Neopopulismos en su objetivo de hacerse con poder e influencia. 

La Política es la acción de luchar por ejercer poder e influencia. ¿Para qué?, es asunto de cada quién. Por tanto es consustancial a la divergencia sobre cualquier tópico, corresponde a diferentes concepciones del mundo, a ideologías, responde a variados intereses y asuntos. 

Quienes hacen política han usado siempre para lograr sus fines los métodos, mecanismos, vías e instrumentos que consideren adecuados. Todo aquel recurso, comportamiento o praxis funcional a los objetivos propuestos es acción política, no importa su catadura moral ni que no provengan del mundo de la política convencional. Lo que los define no es ni su procedencia ni sus métodos sino su afán de conseguir poder e influencia. No estoy ni mucho menos avalando conductas y acciones políticas reprobables desde el punto de vista de los valores democráticos y republicanos o la violación a los Derechos Humanos y ciudadanos. Solo estoy diciendo que la política en tanto que actividad es susceptible de ser practicada conforme a los muy personales códigos del oficiante. Tan político es Mandela como fueron Hitler y Stalin, como Pericles o Attila. 

Por tanto se comete un serio error conceptual cuando en ocasiones se habla de la vía política para referirse a la negociación, el acuerdo, el consenso contraponiéndolos a sus opuestos. Se reduce la más humana de las actividades a un modo de ejercer la misma; ya en sus tiempos Von Clausewitt lo aclaraba meridianamente: “la guerra es la política por otras vías”. Es errado constreñir la Política como actividad a la praxis democrática civilizada y pacífica.

En nuestra historia reciente se inscribió a Hugo Chávez y su accionar como un ejemplo de la anti política, cuando entre otras cosas el finado y los principales dirigentes originarios de su movimiento provenían de una de las instituciones más políticas de una sociedad como lo son las Fuerzas Armadas. En ese caso como en otros se trataba de un outsider no de alguien que renegara de la política, tuvo un discurso contra la política tradicional y sus oficiantes como recurso para hacerse con éxito con el Poder.

Considero por tanto que el término anti política o debe ser reorientado o suprimido por cuanto no caracteriza con acierto lo que pretende, más bien es confuso e inexacto.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Infografia- Doctrina Social de la Iglesia

Karla Dunn, un texto para la reflexión y el optimismo..

De Karla Dunn...Un Texto para la reflexión y el optimismo
De tanto perder aprendí a ganar; de tanto llorar se me dibujó la sonrisa que tengo. Conozco tanto el piso que sólo miro el cielo. Toqué tantas veces fondo que, cada vez que bajo, ya sé que mañana subiré. Me asombro tanto como es el ser humano, que aprendí a ser yo misma. Tuve que sentir la soledad para aprender a estar conmigo mismo y saber que soy buena compañía. Intenté ayudar tantas veces a los demás, que aprendí a esperar a que me pidan ayuda. Traté siempre de que todo fuese perfecto y comprendí que realmente todo es tan imperfecto como debe ser (incluyéndome). Hago solo lo que debo, de la mejor forma que puedo y los demás que hagan lo que quieran. Vi tantos perros correr sin sentido, que aprendí a ser tortuga y apreciar el recorrido. Aprendí que nada en esta vida es seguro, solo la muerte... por eso disfruto el momento y lo que tengo. Aprendí que nadie me pertenece, y que estarán conmigo el tiempo que quieran y deban estar,…

Abril 28, 2019

Hace dos días la locura hiper-inflacionaria se ha acentuado con más contundencia. Las decisiones de la tiranía producen una competencia irracional, jamás alcanzada entre el dólar y el paupérrimo bolívar, llamado en un tiempo "Soberano". Las alzas son indiscriminadas, el pretencioso soberano solo sirve para pagar un trasporte público que esta semana sufrirá otro incremento. El poder de compra desaparecido totalmente y la adquisición de la tan ansiada moneda americana solo es posible para aquellos que comercializan o tienen negocios de bienes de consumo masivo que por sobrevivencia son buscados por la población es decir la comida. El socialismo ha fracasado en Venezuela como ha fracasado en el mundo. Solo las élites cívico militares, mas militares que cívicos son los que corruptamente se benefician de este modelo político cuya opresión es la tragedia de un país que años atrás era próspero y con futuro. El rostro de miedo e incertidumbre que existe hoy en cada uno de los que ha…