Ir al contenido principal

TEODORO

Portada

EDITORIAL

Socialismo a la venezolana



Teodoro Petkoff 


ecientemente Nicolás Maduro aludió a la expresión "socialismo a la venezolana", atribuyéndosela a este editorialista.

En realidad, ella surgió dentro del contexto del debate teórico y político del cual nació el MAS, que la hizo suya, prácticamente como divisa. El MAS de los años 70 del siglo pasado implantó tal noción, precisamente para contraponerla al término "socialismo real", confiscado por el comunismo soviético, quien lo hizo suyo, desnaturalizándolo con una práctica que lo negaba por completo y de hecho pasó a confundirse con el término "comunismo", que definía el régimen existente en la URSS y su imperio que poco o nada tenía que ver con una concepción democrática y humana del cambio social. "Socialismo a la venezolana" fue la huella que marcó el MAS de entonces, para indicar que, aunque desprendido del PCV, pretendía caminar por un terreno que nada tenía que ver con los millones de kilómetros cuadrados que cubría el mundo soviético.

"Socialismo a la venezolana" significó, simplemente, que el MAS, partido de izquierda, no era comunista, aunque asumía el socialismo como deseable puerto de llegada.
Ello comportaba la ímproba tarea de limpiar el concepto de todas las adherencias perversas y mistificadoras que le había adosado el comunismo soviético y que tanto daño hicieron a las causas progresistas y liberadoras mundiales. Se trataba de restituir al socialismo la connotación humanista y democrática que debía serle propia, separándolo de esa siniestra experiencia.

Si Nicolás Maduro pretende definir al chavismo también como una forma de "socialismo a la venezolana" tendría que establecer sin ambages, en teoría y práctica, la naturaleza democrática de aquél.

No pretendemos afirmar que vivimos bajo una dictadura; el chavismo ciertamente no lo es, pero, también, ciertamente, las credenciales democráticas del régimen están bastante averiadas. Esto no es una dictadura monda y lironda pero definir al chavismo como una democracia pura y dura exigiría un esfuerzo de imaginación. El autoritarismo, rasgo prominente y definitorio del chavismo, es ajeno a la democracia, y por ende, al socialismo, que por esencia comporta el libre debate de ideas, sin imposiciones de "autoridades" que "velan" por la "pureza" de un pensamiento que se pretende no sólo único sino EL verdadero. También es ajeno a la democracia (y por tanto al socialismo) el militarismo, rasgo igualmente prominente y definitorio del chavismo. El pensamiento militar, como ideología de la institución armada, es en esencia no-democrático porque la institución no lo es ni puede serlo. No es un defecto sino su virtud. Tal es la concepción que debe serle propia. En una fuerza armada no se debate sino que se obedece, en todas sus instancias propias y, además, por esencia se la supone (aunque en América Latina más bien ha sido no pocas veces al revés) subordinada y obediente al poder político de la nación.

Estas son cosas que el "socialismo a la venezolana" originalmente dejó claras, pero que el "socialismo a la chavista" ha confundido hasta el presente.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Infografia- Doctrina Social de la Iglesia

Karla Dunn, un texto para la reflexión y el optimismo..

De Karla Dunn...Un Texto para la reflexión y el optimismo
De tanto perder aprendí a ganar; de tanto llorar se me dibujó la sonrisa que tengo. Conozco tanto el piso que sólo miro el cielo. Toqué tantas veces fondo que, cada vez que bajo, ya sé que mañana subiré. Me asombro tanto como es el ser humano, que aprendí a ser yo misma. Tuve que sentir la soledad para aprender a estar conmigo mismo y saber que soy buena compañía. Intenté ayudar tantas veces a los demás, que aprendí a esperar a que me pidan ayuda. Traté siempre de que todo fuese perfecto y comprendí que realmente todo es tan imperfecto como debe ser (incluyéndome). Hago solo lo que debo, de la mejor forma que puedo y los demás que hagan lo que quieran. Vi tantos perros correr sin sentido, que aprendí a ser tortuga y apreciar el recorrido. Aprendí que nada en esta vida es seguro, solo la muerte... por eso disfruto el momento y lo que tengo. Aprendí que nadie me pertenece, y que estarán conmigo el tiempo que quieran y deban estar,…

Abril 28, 2019

Hace dos días la locura hiper-inflacionaria se ha acentuado con más contundencia. Las decisiones de la tiranía producen una competencia irracional, jamás alcanzada entre el dólar y el paupérrimo bolívar, llamado en un tiempo "Soberano". Las alzas son indiscriminadas, el pretencioso soberano solo sirve para pagar un trasporte público que esta semana sufrirá otro incremento. El poder de compra desaparecido totalmente y la adquisición de la tan ansiada moneda americana solo es posible para aquellos que comercializan o tienen negocios de bienes de consumo masivo que por sobrevivencia son buscados por la población es decir la comida. El socialismo ha fracasado en Venezuela como ha fracasado en el mundo. Solo las élites cívico militares, mas militares que cívicos son los que corruptamente se benefician de este modelo político cuya opresión es la tragedia de un país que años atrás era próspero y con futuro. El rostro de miedo e incertidumbre que existe hoy en cada uno de los que ha…