Articulo de Leonardo Montilla 18/09/2014


Escritos y opinión

LA ORGANIZACIÓN SOCIAL, INDEPENDIENTE Y POLITICA

 Leonardo A Montilla
Los movimientos sociales, el llamado movimiento popular,  han jugado un papel importante en el marco de los procesos políticos que los distintos modelos de desarrollo económico han generado en los países de esta parte del mundo. Su accionar ha estado fundamentalmente inclinado a la organización para las luchas reivindicativas, teniendo como valor agregado la postura política que se genera en todo espacio de conflictividad social. En nuestros países la elevada politización de los movimientos sociales ha sido una constante y su lucha por lograr altos índices de incidencia en la toma de decisiones oficiales  es permanente.
Como movimientos sociales de carácter popular, con elevados niveles de movilización, su protagonismo es fundamental, ahora los resultados de estas no han generado concreciones. Los problemas, las limitaciones y la falta de un autentico desarrollo humano integral continúan vigentes, sobre todos en países como Venezuela donde el discurso de la lucha de clases ha polarizado el entorno social y comunitario. El resurgir de esta combatividad tiene en el rescate y la reinstitucionalización de la nación un nuevo punto de arranque. Es importante que los poderes funcionen independientes entre si, tal como lo establece la Constitución.
En la historia contemporánea del caso Venezuela, estos  movimientos   comenzaron su actividad colocándose como expresión de las necesidades de los  sectores que componen el colectivo nacional, luchas sindicales que lograron conquistas en materia de derechos de los trabajadores, aumentos salariales, convenciones colectivas, derechos humanos, luchas estudiantiles con profundo contenido político, igualmente, en las comunidades se creó desde  la visión comunitaria y local distintas formas de organización comunal que en el marco de sus actuaciones tienen incidencia en los procesos de toma de decisiones con respecto al poder del Estado y de los grupos económicos.
La descentralización del Estado, así como  el fortalecimiento del poder local fueron escenarios para el desarrollo de los movimientos sociales, populares, independientes y autónomos en la llamada democracia formal, esto, hasta la aparición del modelo centralizado de Estado propuesto por el socialismo del siglo XXI, el cual coloca la aparición y las ejecutorias de muchos de estos movimientos  y otros que han nacido al calor de la mal llamada revolución bolivariana a espesas y control de la visión autocrática con la que se conduce hoy día la república. En la actualidad uno de los grandes objetivos en la lucha comunitaria es lograr su autonomía con respecto al Estado y su independencia estructural, bien sea del gobierno y de las organizaciones políticas.
El concepto de una nueva ciudadanía, aquella que se dice vinculante con una visión democrática, plural e independiente, la cual concibe la lucha y la participación protagónica como el esfuerzo de empoderamiento para buscar no solo salida a los problemas locales, sino también para  concretar las aspiraciones colectivas de libertad, igualdad, equidad y justicia social en una sociedad verdaderamente democrática que conquiste el desarrollo humano sustentable, es el objetivo de los movimientos populares verdaderamente independiente, su razón de ser es la participación no condicionada ni ideologizada. La conquista de poderes independientes, el rescate del poder legislativo en el 2015 es parte de esta búsqueda.

@LeoMontila 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Elecciones Regionales